en Uncategorized

Far Foods, el coste medioambiental de consumir productos que vienen del otro lado del mundo

Muchas son las voces que han hablado sobre el coste para el medio ambiente de transportar comida miles de kilómetros desde su lugar de origen hasta el lugar de su consumo. Consumir comida que viene del otro lado del planeta tiene un impacto directo en el medio ambiente debido a todo el combustible empleado en su transporte. Es decir, que si queremos ser más ecológicos podemos empezar por comprar productos que hayan sido producidos cerca de donde nos encontramos. En el New York Times hablan del tema: Environmental Cost of Shipping Groceries Around the World.

James Reynolds, un estudiante británico de arte, ha propuesto una particular etiqueta que identifique los kilómetros que ese producto ha recorrido.

Lo vimos en MakeMeMinimal.

  1. Efectivamente pero no es el único factor, que te envíen a tu casa un producto mediante un transportista es menos ecológico que irlo a comprar a un supermercado donde además de ese producto vas a comprar otros.

    Es el reto que tenemos con el Comercio electrónico y los pequeños productores.

    Por otro lado consumir productos de paises en vías de desarrollo (lejanos) ayuda a mejorar la economía de esos paises (Ejemplo Comercio Justo)

  2. La idea de James Reynolds, si finalmente se llega a consolidar, provocará qué más de uno deje de consumir algunos productos.

  3. David, está claro que ninguna de las fórmulas tiene la eficiencia máxima, y que comprar a países en desarrollo es una ayuda para ellos. Pero si que es cierto que traer productos del otro lado del mundo por 4 duros mientra que los que se producen aquí cerca casi los tienen que tirar a la basura… en fin, es un debate complicado.

    Tal vez algún día podamos tener centros de distribución de productos de pequeños productores, donde optimicemos tanto transporte como precios para los productores, cuidado de los cultivos… 🙂 Paso a paso 🙂

  4. Ahí está la clave “centros de distribución de productos de pequeños productores” y poder enviar desde ese lugar todos los productos con un solo porte al cliente, aunque sean de varios productores.

    Dentro de poco bajaré a Madrid y me gustaría hablar con vosotros, sobre una cosa que andamos montando Ifiniki.

  5. Pues claro! Avisame con tiempo para buscar un sitio de bocatas semejante al que me llevaste en Donosti, aunque te aviso que será dificil por no decir imposible 🙂 Y de la playa también olvidate.

Los comentarios están cerrados.