en Uncategorized

Mumumío se va de viaje a Barcelona

Esta semana Mumumío se ha ido de viaje a Barcelona, dónde ha tenido lugar la feria de alimentación Alimentaria.

Son unos días importantes y prácticamente el 85% del sector acude a la cita. Hay alrededor de 4.000 empresas que ocupan los diferentes pabellones y desde la organización calculan que van a conseguir récord de visitas con más de 130.000 profesionales.

En Mumumío no queríamos dispersarnos ante tanta información y nos centramos en visitar los pabellones de Queso, Jamón y embutido, alimentos ecológicos y aceites, sin perdernos los chocolates y turrones. Mmm, qué hambre! Una pena, porque al final no tuvimos tiempo para visitar los pabellones internacionales.

Nos gustó mucho la iniciativa “España, el País de los 100 Quesos” dónde pagando 20 euros, podías degustar una amplia variedad de quesos (D.O.P, orgánicos, indicaciones geográficas protegidas..) acompañados de panes franceses de Paul y frutas exóticas.

BCNVanguardia le ha dado el toque dinámico e instructivo a la feria. Había charlas y ponencias de grandes cocineros: éstos contaban sus experiencias desde los comienzos hasta sus primeros pasos de internacionalización. Previamente, habían cocinado algún plato estrella y nos deleitaban con un pequeño aperitivo mientras lo explicaban. Por ejemplo, los gemelos Torres, que ya han aterrizado en Brasil, prepararon una “crema de mandioquita con caviar de sagú (mandioca) sobre tinta de choco”.

Sergi Arola nos dio a probar unos garbanzos curiosos y Oriol Castro (El Bulli) un ajo crujiente por fuera; negro, blando y dulce por dentro, acompañado de una pastilla que uno confundía con chocolate, llevándose una sorpresa al descubrir que era un crujiente con sabor muy concentrado e intenso de soja (mira la foto!). También nos regalaron unas curiosas láminas de Obulato, algo transparente procendente de Japón y a lo que se puede sacar un provecho enorme. (Nos sorprendió como en su país de origen lo utilizan para envolver medicinas y así ocultar su sabor y aquí se estén haciendo empanadillas o raviolis líquidos de piñones).

Vimos cómo preparaban Sushi, probamos 1000 y 1 quesos, pudimos saborear  lo mejor de cada Comunidad Autónoma. Y hasta nos explicaron en qué consistía la Sensografía Gastronómica…..

Unos días realmente interesantes.