en Productos ecológicos

Contra los transgénicos

Con una manifestación por el centro de Madrid miles de agricultores han puesto punto final a una semana dedicada a la lucha contra los transgénicos. Convocados por 40 organizaciones ecologistas, sociales, de consumidores y de productores, han exigido al  Gobierno que prohíba el cultivo de transgénicos en España, algo que ya se ha conseguido en Francia, Alemania y Austria en el caso del maíz.

Greenpeace señala que la coexistencia de transgénicos con productos ecológicos no es posible y que los consumidores y los agricultores tienen “el derecho y la responsabilidad de conocer y decidir cómo y dónde se producen nuestros alimentos”.

España es el único país de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala. Y lo hace, tal y como han asegurado los manifestantes en un comunicado, “bajo una absoluta falta de transparencia y de control”.