en Uncategorized

Torta del Casar, un queso muy especial

Este queso con Denominación de Origen (D.O. Torta del Casar) tiene la característica peculiar de tener una textura untable bajo una corteza firme que hace que la manera habitual de consumirlo sea retirando la corteza superior como si de una tapa se tratara, para pasar a consumir su interior untado en pan.

Historia

El nombre de Torta procede de los pastores que elaboraban el queso: Cuando este no cuajaba en el interior, adquiría la forma peculiar con que lo conocemos hoy en día. Entonces decían que el queso se les había “atortao”, cogido forma de torta.

El Casar es una región de la provincia de Cáceres, de donde principalmente proviene este queso.

Descripción

La especial característica de la Torta del Casar, el interior blando y untuoso, se debe a la utilización de cuajo vegetal. Exactamente se utiliza la “hierba cuajo”, como se conoce popularmente, el cardo silvestre “Cynara Cardunculus”.

El queso se elabora con leche cruda de oveja merina y entrefina. Una vez calentada a una temperatura entre 28 y 32º, se añade el cuajo (obtenido de los filamentos de la hierba cuajo). Pasada una hora, se tritura en trozos del tamaño de un grano de arroz y se introduce en los moldes.

Una vez prensado y salado, se procede al secado del queso. Este dura al menos 2 meses y todos los días es necesario voltear el queso, para que la maduración sea uniforme.

Antiguamente, las necesidades de secado del queso hacían que sólo pudiera producirse a finales de invierno y principios de primavera. Hoy en día, con la tecnología necesaria, podemos disfrutar de este decisioso queso durante todo el año.

Características

La torta del Casar tiene forma de cilindro de una altura entre 5 y 7 centímetros, con un diámetro de 11-13 cm o 14-17cm (tamaño pequeño o grande).

La corteza es semidura, de color entre amarillo y ocre. La pasta va de blanda a untable, de color blanco a amarillento, de corte cerrado, pero blando y untuoso, pudiendo presentar pequeños ojos repartidos en el corte. Desprende un olor intenso.

En cuanto a su sabor, es intenso, fundente al paladar, muy poco salado y ligeramente amargo, característica ésta que se debe al uso de cuajo vegetal.

Procedencia

Tanto la leche utilizada para su elaboración como la “Torta del Casar” proviene de la provincia de Cáceres, concretamente de las comarcas de los Llanos de Cáceres, Sierra de Fuentes y Montánchez. La zona incluye aproximadamente 400.000 ha. y engloba a 36 Municipios .

El clima de esta zona, limitada al norte por el Tajo y al sur por la Sierra de San Pedro, se caracteriza por inviernos cortos y suaves y veranos largos y calurosos, y lluvias irregulares y concentradas en primavera y otoño.

Estas tierras esteparias, son poco productivas, sin embargo ofrecen múltiples plantas herbáceas de gran valor nutritivo, así como arbustos, encinas y alcornoques.

Sugerencias de degustación

Para poder apreciar todas las características organolépticas de este queso tan especial, debe consumirse a temperatura ambiente. Si se conserva refrigerado, deberá sacarse con la suficiente antelación.

La forma más tradicional de degustarlo, es retirando la corteza de la parte superior como si de una tapa se tratara (conservaremos la tapa para volver a “cerrar” el queso si no lo consumimos completamente). Con un cuchillo de punta roma, untaremos el queso sobre un buen trozo de pan, fresco o ligeramente tostado.

Cada día más recetas utilizan la Torta del Casar, fundida sobre carnes, en arroces o pastas… aprovechando todo el aroma de este estupendo queso.

Como ejemplo, podemos elaborar una Torta de Carne con los restos del queso ya terminado: Introducimos carne picada frita y cebolla frita en el interior. Una vez hecho esto, se introduce en el Horno a 200º entre 10 y 15 min.

En Mumumío puedes encontrar Torta del Casar, además de otros productos típicos de Extremadura, como Aceite de Oliva, Ibéricos, Pimentón de la Vera

Publicado por: Ana Gómez

Fuentes: Consejo Regulador Torta del Casar // Wikipedia

Imágenes: Directo al Paladar // D.O. Torta del Casar // www.refrigeracioncarrasco.com // www.lagastroteca.es

  1. Es un queso exquisito, que hasta una vez acabado,ofrece posibilidades.Haces una verdura con un poco de bechamel, la introduces en el queso y la metes a gratinar al horno.uhhhhhhhhmmmmmmmmmm Buenisimooooooo

  2. mmm! Esa modalidad no la hemos probado Conchi. Así que cuando ya no quede nada, sigue desprendiendo sabor a una bechamel, por ejemplo??
    ¿La verdura cómo la cocinaríamos? a la plancha, horno..

    queremos más pistas 🙂

  3. Yo lo he hecho con acelgas,primero las cuezo, luego les añado una bechamel clarita y las pongo dentro de el queso.Un poco de horno con el gratinador y un poco de pan rayado por encima que se dora enseguida y queda muy bonito. No he cenado y no tengo QUESO UFFFFFFFFF

  4. Yo lo he hecho con acelgas,primero las cuezo, luego les añado una bechamel clarita y las pongo dentro de el queso.Un poco de horno con el gratinador y un poco de pan rayado por encima que se dora enseguida y queda muy bonito. No he cenado y no tengo QUESO UFFFFFFFFF

Los comentarios están cerrados.