en Uncategorized

El origen de Halloween

El próximo lunes, 1 de noviembre, es el Día de todos los Santos, una celebración con mucho arraigo en nuestro país.

Sin embargo, desde hace unos años, se ha introducido también la celebración de su víspera, Noche de Difuntos, o noche de Halloween.

Ya nos hemos acostumbrado a las calabazas, las calaveras y las telarañas, pero ¿sabemos de donde viene esta tradición?

Hace más de 3000 años, los celtas, que habitaban zonas de Inglaterra, Irlanda, Escocia y Francia, celebraban por estas fechas la llegada del otoño, la “estación oscura”, con una fiesta llamada Samhain. Los Celtas creían que por esta fecha, la línea que separa el mundo de los vivos y de los muertos se estrechaba, con lo que los espíritus podían regresar a nuestro mundo.

Durante el esa noche, se homenajeaba a los ancestros, a la vez que se espantaban a los espíritus malignos, utilizando para ello trajes y máscaras, adaptando así el aspecto de un espíritu maligno para no ser dañados por ellos.

Durante la ocupación romana, estos unieron esta fiesta Celta a su “fiesta de la cosecha”, que celebraban en esta época.

Posteriormente, durante los siglos VII y IX de nuestra era, al igual que sucedió con tantas otras festividades paganas, las autoridades cristianas decidieron sacralizar estas fiestas arraigadas en el pueblo, trasladando la festividad de Todos los Santos del 13 de Mayo al 1 de Noviembre.

Esta celebración recibía el nombre en inglés “All hallowmas” (Masa de todos los Santos) por honrar a todos los Santos que no tenían su día particular. Y la celebración de la noche anterior se conoció entonces como “All Hallows Eve” (Víspera de todos los Santos), término que terminó transformándose en el conocido “Halloween”.

Con la emigración irlandesa a Estados Unidos alrededor de 1840, esta tradición se arraigó en este país, a partir del cual hemos conocido va versión moderna de esta celebración.

El símbolo de la calabaza procede de la leyenda de “Jack El Tacaño”, un personaje que por pactar con el diablo fue castigado a vagar eternamente con una brasa de carbón en el interior de un nabo como única luz. Al llegar a Estados Unidos, los irlandeses reemplazaron los nabos utilizados hasta entonces por calabazas, mucho más fáciles de encontrar por aquel entonces.

Nosotros nos limitaremos a disfrutar de la fiesta, o por lo menos de su símbolo universal, la calabaza, que podemos encontrar en plena temporada. En Mumumío puedes encontrarla, así como múltiples productos elaborados con ella, como semillas de calabaza, este rico aceite de semillas de calabaza, Risotto de espárragos trigueros y calabaza, Puré de calabaza y manzana

Publicado por: Ana Gómez

Fuentes: Wikipedia // www.proyectosalonhogar.com

Imágenes: www.navidad.es // Wikipedia // lemoshtekalamolle.wordpress.com

  • Contenido relacionado por Etiqueta