en Uncategorized

No siempre es aceite de oliva virgen extra

En mayo del 2010 empezaron las sospechas, pero no ha sido hasta finales de este mismo año cuando la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud ha confirmado que en algunas pequeñas, medianas y grandes superficies de producción de aceite de oliva en Jaén, Andalucía, se ha venido repitiendo un fraude en la venta de aceite de oliva virgen extra.

De 25 laboratorios analizados, 14 muestran irregularidades. Se ha estado vendiendo aceite de oliva virgen extra (el de mejor calidad) cuando en realidad el embotellado era aceite de oliva virgen (10 de ellos) y los otros 4, de menor calidad.

Todavía no se han hecho públicas las sanciones, pero ya se sabe que irán desde los 5.001 hasta los 30.000 euros, siendo la más habitual la multa de 20.000 euros.  Cantidades insuficientes y que dejan al descubierto que es más rentable cometer fraude, porque el beneficio que uno saca ejerciéndolo es superior al castigo que debe pagar si finalmente es acusado formalmente.

La Consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, niega un fraude generalizado. Claramente existe un engaño hacia el consumidor, quien, a la hora de comprar, se fija en la etiqueta  y obtiene un aceite de calidad inferior.

Hace meses, en este blog os explicábamos las propiedades y caracterísiticas más importantes del aceite de oliva.

Estemos atentos a la calidad, dependiendo de ésta tendremos un tipo u otro:

1. Aceite de oliva virgen: aceite obtenido de la aceituna mediante procesos físicos, sin tener contacto alguno con disolventes orgánicos y con una temperatura durante su extracción, menor o igual a 35º C.

2. Aceite de oliva refinado: Aceite de oliva obtenido mediante el refino de aceites de oliva vírgenes. Es de color pálido, su acidez no llega a 0,2º por lo que apenas tiene sabor y contiene muy pocas vitaminas, fitosteroles y sustancias responsables de aroma. No se comercializa directamente al consumidor.

3. Aceite de oliva o puro de oliva: Es una mezcla del de oliva virgen y de aceite de oliva refinado. Su acidez no debe superar 1º. Es el aceite más común en el mercado.

4. Aceite de orujo de oliva: El residuo que resta junto a los residuos sólidos de la aceituna una vez separado el primer aceite por prensado en frío. Es el de peor calidad y necesita ser refinado hasta que su acidez máxima llegue a 0,3º.

Además, siempre debes comprar aceite en tiendas que cumplan la normativa; en Mumumío puedes adquirir aceite de oliva extra virgen en esta tienda, de primera calidad.

Origen noticia y foto: El País y http://www.aceiterajaenera.es/

  • Contenido relacionado por Etiqueta