en Productos ecológicos

Queso ecológico: menos grasas saturadas

Según estudio publicado por la Universidad de Salamanca, el contenido en grasas saturadas de los quesos ecológicos es menor que el de los quesos elaborados de manera tradicional. Hace poco, os hablábamos del mayor contenido de vitaminas en las naranjas ecológicas que en las procedentes de agricultura tradicional: cada día nuevos estudios arrojan datos sobre las virtudes del consumo de productos ecológicos.

La investigadora principal del proyecto, Isabel Revilla, profesora titular del Área de Tecnología de Alimentos de la Universidad de Salamanca en la Escuela Politécnica de Zamora, decidió comenzar esta investigación como apoyo a las empresas que se dedican a la elaboración de quesos ecológicos en Castilla y León. Es sabido por todos que la agricultura y ganadería ecológica es positiva para el medio ambiente, el bienestar de los animales y la salud del consumidor final, pero quería demostrar todo ello científicamente, viendo además que la calidad final del producto no se veía disminuída.

El proyecto aún está en pruebas, pero las primeras conclusiones ya han visto la luz: el queso es un alimento con una gran contenido graso, en su mayor parte grasas saturadas. Sin embargo, al elaborar el queso de manera ecológica, el porcentaje de ácidos saturados es menor, aumentando las grasas insaturadas, y obteniendo, por tanto, un producto mucho más beneficioso para la salud.

Además, un equipo de catadores han verificado que las características organolépticas de los quesos no se ven afectadas por la elaboración ecológica de los mismos, con lo que estamos hablando de productos con igual o mejor calidad, pero más positivos para nuestra la salud.

Tras el éxito del proyecto, el equipo continuará sus investigaciones en el campo de los alimentos ecológicos en su comunidad, tanto en los quesos como en la cría de cordero ecológico o la elaboración de vinos ecológicos D.O. de Toro.

Publicado por: Ana Gómez

Fuente: Econoticias

Imagen: Blugia_pablo en Flickr