en Novedades, Productos ecológicos

Los beneficios de la Kombucha; té fermentado de antaño

Hoy os vamos a llevar al misterioso e interesante mundo de la Kombucha, un té fermentado de origen chino con un abanico de beneficios de salud.
Con una larga historia como medicamento en China, Japón y Rusia, la Kombucha sigue siendo desconocida en muchos países, y la gente vive sin probar esta deliciosa bebida y disfrutar de sus numerosas propiedades.
Mumumío te invita a conocer este llamado “Elixir de Vida Eterna”, porque no sólo te trae buena salud, sino también está buenísimo!
La Kombucha es un té dulce, fermentado a medios de una “madre” – un hongo de bacterias que convierte los azucares del té en bacterias buenas, pro-bióticos, y un ligero sabor ácido. Con cada tanda, la “madre” se duplica, dejando otra madre para hacer otra tanda, y llevar esta bebida tan rica a más gente.

Los beneficios de la salud al beber kombucha son numerosos, y cada vez hay más estudios científicos de acuerdo con las culturas que lo han tomado desde antaño, y el interés de los rusos que a mediados del siglo XX notaban que en las zonas donde se tomaba kombucha era desconocido el cáncer que estaba afectando con tanto vigor al resto de la población.

Su principal beneficio es que ayuda mucho a desintoxicar el cuerpo. La Kombucha es rica en muchas de las encimas y ácidos bacteriológico que requiere el cuerpo para desintoxicar.También protege y fortalece el sistema immunológico, mejora de la actividad gástrica, regula la presión arterial, recupera la mícroflora bacteriana del intestino, lucha contra el artritis, normaliza los niveles de colesterol, limpia células de metales pesados y isotópos radioactívos, y la lista continúa y continúa.

Y la mejor noticia de todo es que en Mumumío, hemos encontrado la primera Kombuchería de España, donde su dueña, Katrin, cuida sus “madre” día tras día, embotellando el producto final para traer buena salud a todos. Este producto tan natural y artesanal tiene un proceso de fermentación más rápido en verano y más lento en invierno. Su sabor puede ser más fuerte, más suave, más perfumado o más ácido según el tiempo del fermento y el tipo de té que se use, y se puede tomar solo, con un hielo, o añadiendo zumos o ramitas de hierbabuena.

Entonces, a qué estás esperando? Vete probando el “Elixir de Vida Eterna” antes de que lo acabemos todo nosotros!

  • Contenido relacionado por Etiqueta