en Salud

Leche de cabra: una fuente de salud

Recientes investigaciones llevadas a cabo por el Departamento de Fisiología e Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos “José Matáix” de la Universidad de Granada, han revelado numerosos componentes positivos para la salud en la leche de cabra. Algunos de estos resultados positivos son:

Beneficiosa para personas con anemia: el consumo habitual de leche de cabra potencia la utilización nutritiva del hierro y la regeneración de la hemoglobina en personas con anemia, minimizando las interacciones entre calcio y hierro.

Hipoalergénica: de manera similar a la leche materna, la leche de cabra contiene menos caseína del tipo alfa 1, responsable de la mayoría de las alergias a la leche de vaca. Por ello, su utilización es cada vez mayor como base para la elaboración de leches maternizadas.

Mayor digestividad: a diferencia de la leche de vaca, la leche de cabra reúne más oligosacáridos similares a los de la leche materna: estos compuestos llegan hasta el intestino grueso sin ser digeridos, y una vez allí actúan como prebióticos, ayudando a la flora intestinal. Además, contiene menor proporción de lactosa que la leche de vaca.

Según los investigadores del proyecto, por todos estos motivos, entre otros muchos, debe fomentarse el consumo habitual de la leche de cabra y sus derivados entre todas aquellas personas que sufran de anemia, intolerancia o alergia a la leche de vaca, problemas de malabsorción, colesterol, osteoporosis…

En Mumumío estamos muy concienciados con las enfermedades relacionadas con la alimentación, y es por ello que cada vez introducimos más categorías para que te resulte más sencillo buscar aquellos productos que buscas, como por ejemplo, productos Sin Gluten aptos para celíacos, o productos Vegetarianos.

Publicado por: Ana Gómez

Fuente: Ecoticias.com

Imágenes: sophiea // jlastras en Flickr