en Curiosidades, blogs...

Año nuevo chino: el año del conejo

Hoy día 3 de febrero de 2011 da comienzo el nuevo año chino, el año del conejo, año 4709, y las celebraciones durarán hasta el próximo 17 de febrero. El año nuevo chino, la fiesta más importante del año para ellos, se celebra durante la segunda luna nueva tras el solsticio de invierno boreal, por lo que anualmente varía entre el 21 de enero y el 21 de febrero.

Se trata una oportunidad única para aprovechar y descubrir algunos entresijos de esta cultura milenaria y sorprendente.

Algunas de las tradiciones de estas fechas son, por ejemplo, el Lai See o sobre rojo (红包, hóng bào), que se entrega a los niños con algo de dinero en su interior, y que ellos deben gastar con sabiduría. El primer día del nuevo año, es tradicional no consumir carne, para dar la bienvenida a los dioses del cielo y de la tierra.

El segundo día, se honra mediante oraciones a los dioses y los antepasados, y el tercer y cuarto día se dedica a rendir respeto a los familiares políticos. El quinto día se debe permanecer en casa esperando a Po Woo, el dios de la salud. Si se visita a familiares o amigos, traerá mala suerte. Estas visitas se reservan para el sexto día.

El septimo día del año, festejando el día en que fue creado el hombre, se cocina un plato típico con 7 tipos de vegetales distintos, que se acompaña de fideos de arroz (para conseguir longevidad) y pescado crudo (en busca del éxito).

Durante los siguientes días se suceden celebraciones similares, hasta llegar al decimoquinto día, el día de los grandes festejos, donde se disfruta de abundantes comidas, reuniones, desfiles y el conocido Festival de las Lámparas o Shang Yuan.

Si vives cerca de una gran ciudad, seguro que puedes acercarte a las celebraciones que estos días se festejan, para poder vivir esta tradición un poco más de cerca. Si no, puedes acercarte a uno de los muchos restaurantes chinos que existen en todas las ciudades.

Aunque no debemos olvidar que la comida que nos llega a Europa poco tiene que ver con las recetas tradicionales que se consumen en el país. En cualquier caso, y al contrario de lo que rezan las leyendas urbanas, se trata de una alimentación muy saludable.

Utilizan fundamentalmente una gran cantidad de vegetales, casi siempre cortados muy finos para que no necesiten mucha cocción. Se mezclan con carne de vaca, pollo y cerdo, o con pescados o mariscos. Durante la preparación añaden a menudo salsa de soja y sake para dar sabor, y siempre van acompañados de arroz blanco, la base de su alimentación, o fideos.

Publicado por: Ana Gómez

Fuentes: Diariodelviajero.com // China ABC // Wikipedia

Imágenes: PaoloCamera // Bruno // DivineDaily en Flickr