en Salud

Flexitarianos. Un nuevo estilo de vida

Hoy en Mumumío os queremos mostrar un nuevo movimiento o estilo de vida muy ligado al vegetarianismo que hemos conocido. Se trata de los Flexitarianos. Tras este extraño nombre, se engloban a las personas que sin llegar a llevar una dieta vegetariana estricta, han disminuído poco a poco el consumo de carne o pescado en su alimentación diaria.

Este tipo de alimentación debería ser la adoptada temporalmente por alguien que decide entrar en el vegetarianismo. Nuestro organismo está acostumbrado al consumo de grasas y proteínas animales, y el hecho de eliminarlas de golpe podría producir ciertos trastornos gastrointestinales.

Hay otras razones para adoptar este tipo de alimentación. Una dieta vegetariana, a pesar de tener muchas ventajas frente a la alimentación que sigue la mayoría de la población hoy en día, podría suponer algunas carencias alimentarias si no se tiene un estricto control de la alimentación. Sin embargo, el consumo esporádico de pescado proporciona Omega 3, además de proteínas de alta calidad y la carne aporta vitamina B12. Muchos de estos nutrientes no los facilitan los alimentos vegetales, aunque se consuma habitualmente alimentos como tofu, seitán, etc.

Otra razón muy importante para el Flexitarianismo, es el hecho de adaptar la dieta al estilo de vida, no al revés, tal y como señala Eugenio García, también conocido como Delokos, autor del blog Flexitariano.org. Este es un punto importante a tener en cuenta, ya que muchas veces los vegetarianos se encuentran con muchas dificultades a la hora de comer fuera de casa, aunque sea en casa de conocidos o familiares.

Además, decidir prescindir totalmente de toda clase de carne o pescado, supone renunciar a una gran cantidad de sabores fabulosos que no mucha gente está dispuesta a sacrificar.

Personalmente me parece una opción fantástica para mucha gente que busca una forma de alimentación más sana, natural y sostenible, reduciendo niveles de colesterol y triglicéridos, pero que no quiere prescindir de las ventajas, y por supuesto, el sabor, de un buen plato con carne o pescado de vez en cuando.

Teniendo cuidado en que se trate de carne procedente de alimentación ecológica, o pescado que ha sido capturado respetando el medio ambiente, se puede lograr este equilibrio que mucha gente busca. O buscando platos que no contengan estos alimentos como base fundamental del plato, como por ejemplo, el hecho de sustituir un filete a la plancha por un wok de verduras con ternera, o una mariscada por una paella con algo de pescado o marisco.

Toda la información relativa al Flexitarianismo podeís encontrarla en el blog del mismo nombre, junto a muchas ideas, recetas y sugerencias para un estilo de vida saludable.

Publicado por: Ana Gómez