en Salud

Betacarotenos, tu aliado contra el sol

Ya estamos de lleno en primavera, y mucha gente a punto de iniciar sus vacaciones de semana Santa, fechas que se aprovechan muchas veces para unos primeros días de playa y sol. Pero ¿tienes tu piel debidamente preparada para tomar el sol?

Por supuesto, como sabes, hay que utilizar una protección alta, sobretodo en las primeras exposiciones al sol, y evitar las horas centrales del día, en las que los rayos solares son más peligrosos, además de beber una cantidad suficiente de líquidos. Pero además, puedes adecuar tu alimentación para que tu piel esté mucho más preparada para recibir el sol.

Un gran aliado para ello, son los Betacarotenos. Estas sustancias precursoras de la Vitamina-A (esto significa que actúan como reservas para que el cuerpo pueda sintetizar estas vitaminas cuando sean necesarias), ayudan a tu piel, haciendo que ésta sea más resistente a las quemaduras solares. Ojo, esto no hace que podamos prolongar nuestra exposicion al sol ni hace menos necesario el uso de una buena protección. Pero además, ayuda a lograr un bronceado más rápido y bonito, además de prolongarlo, ya que estimula la melanina de la piel. Todo ello es gracias a su gran poder antioxidante.

Aunque mucha gente recurre a los suplementos vitamínicos para tomar su dosis diaria de estos compuestos, lo cierto es que estos pueden obtenerse de maneral natural en cantidad suficiente en frutas y verduras.

Las zanahorias son la mayor fuente de betacarotenos, pero también están muy presentes en la mayoría de frutas anaranjadas, como naranjasmangos, albaricoques y en verduras como tomates, remolacha y calabaza, además de en otras de hoja verde como la lechuga, las espinacas y las judías.

Lo mejor es consumir todos estos alimentos en crudo, ya que como sabemos, es la forma en que hacemos que la mayor parte de los nutrientes lleguen a nuestro cuerpo. Una gran forma de introducir estos alimentos en nuestro día a día es mediante zumos naturales, que gustan a toda la familia, además de ser sanos, refrescantes y ligeros. También podemos hacer con ellos divertidos y sanos polos de sabores para pequeños y mayores, una forma sana y refrescante de comer fruta.

Además de ayudarnos a protegernos contra los efectos dañinos del sol, estos compuestos parece ser que ayudan a prevenir ciertos tipos de cáncer, debido a que fortalecen el sistema inmunitario del cuerpo.

Por todo ello, no olvides a partir de ahora, y durante todo el verano, tomar una cantidad suficiente de fruta fresca, que además de ser muy saludable, te ayudará a lucir un bonito bronceado.

Publicado por: Ana Gómez

Fuentes: Vitadelia / Mujeractual / Dietas.com

Imágenes: ozfoodie / doug88888 / Food thinkers