en Productos ecológicos

En los Pirineos catalanes viven los Gordó, productores de carne ecológica, además de ganaderos y agricultores. Cal Tomàs tiene una larga historia. Hace más de cien años, abrieron una carnicería pequeña en la comarca de Pallars, Lleida. Esta carnicería familiar empezó a coger fama gracias al boca a boca tanto por el cariño con el que atendían a sus clientes como por la calidad de sus productos, gracias a que tenían ganadería propia.

cal-tomas

Dos generaciones después, los bisnietos, Laura y su hermano Tomàs, son los que llevan la empresa, usando las mismas recetas que usaban sus bisabuelos. Todos sus productos son ecológicos y sin gluten, aptos para celíacos.

cal-tomas-01

En las montañas de los Pirineos, los Gordó tienen sus vacas Salers y sus toros Charolais, unas razas fuertes y perfectamente adaptadas a las bajas temperaturas de los Pirineos. “Nuestras terneras se alimentan de los pastos de la montaña y de la leche que maman de sus madres hasta los siete meses y después se les complementa la alimentación con piensos ecológicos y con forrajes ecológicos que nosotros mismos cultivamos. Estar en el aire libre favorece el ejercicio de las vacas y terneros, les aporta benestar y mejora la calidad de su carne. Al moverse la grasa de los animales se infiltra mejor en la carne, favorece la potenciación del sabor y la ternura“, nos cuentan.

cal-tomas-3

 

Sus animales pastan en prados que ellos mismos cultivan y que están certificados como ecológicos, lo mismo que el forraje con el que les alimentan pasados los primeros meses de vida.

Cal Tomàs es una empresa familiar que ha apostado por los productos ecológicos y sin gluten. Venden piezas de carne enteras, embutidos, pasteles de carne, etc. Todo hecho con un mimo y un cariño como si lo hicieras tú mismo. 

cal-tomas-2