en Informes

El 8 de mayo se agotó en España el pescado propio para 2011

Leer que el pasado 8 de mayo se agotó en España el pescado propio para todo 2011 es una noticia alarmante. Esto no es así en realidad, si no que se trata de la fecha marcada como Día de la dependencia del pescado según un informe publicado por New Economics Foundation (NEF, por sus siglas en inglés) y Ocean2012.

Lo que significa esta fecha es, que si tan sólo contáramos con las capturas de pescado en nuestras costas, el cupo se habría agotado ese día. Lo que se pretende es concienciar de la dependencia que existe en cada país a la hora de pescar en aguas extranjeras. El día en que la UE comenzaría a depender en exclusiva del pescado de aguas extracomunitarias será el próximo 2 de julio.

Todo ello significa que en España, aproximadamente 1 de cada 3 pescados consumidos procede de fuera de la Unión Europea. Es decir, estamos pescando y consumiendo el pescado mucho más rápido que lo que el mar permite, sobreexplotando los caladeros. Y esta cifra es cada vez mayor, ya que el día de dependencia de este año llega tres semanas antes que el año pasado. Cada español consume una media de 44,8kg de pescado al año, más del doble de la media europea, 22,1kg, y muy por encima del consumo medio de pescado mundial, 17,1kg al año.

Uno de los coatures del informe, Aniol Esteban, miembro de NEF ha hecho una reflexión muy interesante: “España, junto con Portugal y Francia, lidera la lista de “naciones depredadoras de peces” de la UE y, en ese sentido, es “una pena” que el apetito de los españoles por los productos pesqueros no se acompañe de un mismo nivel de deseo de garantizar que haya pescado en el futuro”.

El informe pretende resaltar la necesidad de una política pesquera responsable, por lo que NEF y Ocean 2012 confían en que la reforma de la Política Pesquera Común de la UE garantice la viabilidad de las pesquerías en Europa. Algunas medidas a adoptar serían por ejemplo asegurar que la cantidad de pescado que se extrae del mar no sea mayor de lo que el mar puede regenerar cada año, dar prioridad al principio de sostenibilidad, o limitar las cuotas de pesca, ya que en los últimos años, las cuotas pesqueras están en un 48 por ciento por encima de las recomendaciones científicas.

Entre todos debemos apostar por un consumo responsable y lo más sostenible posible, para que no sólo nosotros podamos disfrutar de todos los placeres que el mar (y la tierra) nos ofrecen, sino que nuestros hijos puedan seguir haciéndolo dentro de unos años.

Publicado por: Ana Gómez

Fuente: Ecoticias

Imágen: Isa Valor