en Recetas

Receta de Bavaroise de Fresas

Ahora que las fresas y los fresones están en plena temporada, es el momento perfecto para preparar con ellas un rico postre. Algo fresco, con todas las vitaminas de la fruta y que guste a toda la familia. Como esta bavaroise de fresas.

La Bavaroise o crema bávara, es un postre de procedencia suiza, que lleva generalmente fruta, gelatina y nata montada. El resultado es una especie de mousse, suave pero consistente, con un rico sabor a fresas en este caso, no demasiado dulce. En resumen, toda una delicia. Por ello es un postre clásico que no pasa de moda.

Además es perfecto para dejar hecho con anterioridad, y conservar en frío incluso de un día para otro. Aunque como los huevos no van cocinados es importante manterner la bavariose fría.

Ingredientes:

3 huevos, 8 cucharadas de azúcar, 4 hojas de gelatina neutra, 500g de fresas, 4 cucharadas de agua, 125ml de nata, una pizca de sal, aceite suave (para el molde)

Preparación:

Limpiamos las fresas y reservando algunas para decorar, las batimos con ayuda de la batidora hasta lograr un puré fino. Si no queremos que se noten las pepitas podemos colarlo.

Separamos las claras de las yemas de los huevos, y mezclamos estas últimas con el azúcar. Batimos con ayuda de unas varillas unos minutos, hasta lograr una mezcla cremosa. Añadimos esta crema al puré de fresas y mezclamos bien.

Aparte, partimos las hojas de gelatina por la mitad y las ponemos unos minutos en remojo junto a las 4 cucharadas de agua.

Montamos las claras a punto de nieve, añadiéndoles una pizca de sal para queden muy firmes. Montamos también la nata, que tendremos bien fría.

Ponemos el cazo de la gelatina en el fuego suave, y removemos hasta que esta se deshaga del todo, sin que llegue a hervir. La añadimos poco a poco a la mezcla de las fresas con los huevos, sin dejar de remover.

Por último, añadimos la nata mezclando con una cuchara, y por último las claras, poco a poco y mezclando con movimientos envolventes, tratando de que se bajen lo menos posible.

Tan sólo nos queda poner la bavaroise en los moldes. Pueden ser flaneras individuales, o un solo molde grande, como una flanera o corona, que previamente habremos untado con una gota de aceite suave, para que no de sabor al postre.

Dejamos enfriar en la nevera por lo menos 4 horas, o mejor de un día para otro, para que la gelatina coja fuerza.

Se debe desmoldar justo antes de servir. Para ello lo mejor es sumergir el molde en agua caliente unos segundos con cuidado de que no entre agua dentro, para que se despegue de las paredes. Puede que haga falta también ayudarse de un cuchillo redondo para que entre aire, ya que suele hacer ventosa.

Decoramos con las fresas que habíamos reservado cortadas en láminas finas y servimos. No quedará ni rastro…

Publicado por: Ana Gómez

Fuente: 1080 recetas de cocina