en Informes

Un 20% de los alimentos que compramos se desperdician

Según un reciente estudio llevado a cabo por la empresa Albal en colaboración con la ONG Acción contra el hambre, hasta un 20% de los productos de nuestra cesta de la compra terminan en la basura. El fin de este estudio, que forma parte de la campaña Save Food, es concienciar a los ciudadanos sobre este problema y guiarles hacia un consumo más responsable.

Se trata de un proyecto a nivel europeo, que pretende ayudar a los ciudadanos a organizar mejor su compra semanal y aprender a conservar correctamente los alimentos para evitar los desperdicios innecesarios.

Según el estudio, el grupo de comida de la que más de desecha son las frutas y las verduras: un 50% de las que compramos terminan en la basura. Por detrás, la comida envasada, de la que hasta un 30% es tirada sin ni siquiera abrirla.

Todo esto se traduce en que, en nuestro país, al año cada persona tira de media hasta 63kg de comida a la basura. Lo que en euros significa unos once mil millones al año en total.

A modo de concienciación, la empresa Albal ha creado la campaña Save Food en Facebook. Por cada 50 “me gusta”, Albal donará 40€ a la ONG Acción contra el hambre. En la página web, ofrecen consejos para reducir estos desperdicios, planificando la compra semanal, aprendiendo trucos para conservar las verduras… todo ello mediante una serie de dibujos educativos, en los que la familia Los Sobraos muestran todas estas pautas.

Fecha de caducidad de los alimentos

Otro de los factores que podrían estar afectando a la cantidad de alimentos que tiramos cada día, es la incorrecta interpretación de los datos sobre la caducidad de los productos.

Según otro estudio llevado a cabo en Reino Unido, parece ser que la gente tiene una gran confusión entre la fecha de caducidad y la fecha de consumo preferente, cuando en realidad el significado de ambos términos es bien diferente:

  • Fecha de caducidad: es la fecha después de la cual no debería consumirse el producto, ya que podría ser perjudicial para la salud
  • “Consumir preferentemente antes de…” es la fecha a partir de la cual el productor no se hace responsable de que el alimento conserve todas sus características organolépticas o nutricionales en perfectas condiciones. Por tanto esta fecha no indica la caducidad del producto y que este deba ser desechado.

Con el fin de educar adecuadamente a la población y disminuir el volumen de desechos de alimentos, el gobierno del Reino Unido ha comenzado una importante campaña informativa.

Hacia un consumo más responsable

En cualquier caso, parece que la información al consumidor, ya sea para que evitar confusiones acerca de la caducidad de los alimentos, como para una correcta planificación y conservación de los mismos, es el camino hacia un consumidor más sostenible.

Un consumo responsable no sólo es importante a la hora de cuidar del entorno y el planeta, sino que también ayudará a la economía familiar.

Publicado por: Ana Gómez

Fuentes: DiariodeGastronomia / Gastronomia&Cia

Imágenes: Pupski