en Recetas

jerte premium - cerezas del jerte - comprar cerezas - comprar fruta - mumumío - comida de calidad

Estamos en plena temporada de cerezas, una de nuestras frutas preferidas. Tal vez sea por que su temporada es corta, o por su sabor dulce, por su color intenso, o por las imágenes que evocan los cerezos en flor, pero en Mumumío pasamos todo el año deseando que las cerezas vuelvan una primavera más.

Además de disfrutarlas tal cual, al natural, esta fruta nos ofrece un montón de posibilidades en la cocina. Desde ensaladas, postres, salsas… hasta un rico y refrescante gazpacho de cerezas como el que os mostramos hoy. Las cerezas dan un toque distinto y original al clásico gazpacho de siempre. Un plato sano, ligero, y que se prepara en un momento, ideal para tener listo en la nevera y sorprender a nuestros invitados. O preparar un plato de diario con un toque diferente.

En Mumumío puedes encontrar fantásticas cerezas ecológicas, además de toda una selección de cerezas y productos del Jerte, una de las regiones de mayor producción de esta fruta en nuestro país, directamente del productor a tu mesa.

Con este refrescante gazpacho de cerezas disfrutarás de todo su sabor de la manera más sana.

Gazpacho de cerezas - receta - cerezas del jerte - mumumío - comida de calidad

Ingredientes:

600g de tomates de pera maduros, 400g de cerezas, 60g de pimiento rojo, 60g de pepino de sabor suave, 50g de cebolleta, sal, aceite de oliva virgen extra, vinagre.

Preparación:

Para elaborar el gazpacho, limpiamos y troceamos los tomates y los mezclamos con una cucharada grande de sal en un recipiente grande, y los dejamos reposar unos 10 minutos. De esta forma lograremos que el tomate tenga más sabor. Mientras tanto, vamos preparando el resto de ingredientes:

Elegimos unas pocas cerezas, las más bonitas, para decorar, y lavamos y quitamos el hueso al resto. Parece una labor pesada, pero es fácil y se hace rápido, no se tarda más de 5 minutos para esta cantidad.

Troceamos la cebolleta, el pepino y el pimiento y lo añadimos junto a las cerezas a los tomates que teníamos reservados. Trituramos con ayuda de la batidora hasta lograr una crema uniforme, sin grumos. Añadimos 2 cucharadas de vinagre y mezclamos un poco más. Por último, añadimos unas 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y damos un último golpe de batidora.

Para eliminar todas las pieles y pepitas, pasamos nuestro gazpacho por un colador o chino, moviendo con el dorso de una cuchara para que se cuele bien. De esta manera obtendremos una crema fina y muy agradable de beber.

Ahora podemos ajustar la densidad, añadiendo algo de agua fría si queremos un gazpacho más líquido. Nosotros no lo hemos hecho, pero dependerá de los tomates y las verduras utilizados. Una vez obtenida la textura que queramos y corregido de sal, aceite y vinagre, dejamos enfríar por lo menos una hora en el frigorífico.

Servimos el gazpacho de cerezas muy frío en cuencos individuales, o tal y como hemos hecho nosotros, en vasitos de chupito, a modo de aperitivo. Acompañamos de las cerezas que teníamos reservadas, al menos una por comensal.

La mezcla del gazpacho salado, ya con un fantástico toque dulce, con la explosión de sabor de la cereza entera es toda una delicia, ideal para disfrutar de todo el sabor de esta fruta de primavera.

Publicado por: Ana Gómez