en Salud

Alimentos más saludables en camino, proyecto “Henufood”

Cada día es mayor la inversión que se hace en el estudio de la alimentación, ya que está plenamente demostrado que es la base de una vida sana y saludable. Por ello se ha creado a nivel nacional el programa de investigación Henufood.

Se trata de un proyecto de cuatro años de duración financiado con fondos tanto públicos como privados: 11 hospitales y centros de investigación y 9 empresas privadas, con una inversión total de 23,6 millones de euros, de los que un 44 por ciento proceden del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Las enfermedades crónicas son actualmente la mayor causa de mortalidad en nuestro país, suponiendo un 70% del gasto sanitario total. Por ello, se ha decidido realizar esta gran inversión, que estudiará productos concretos, basándose en la premisa que la dieta es determinante a la hora de prevenir ciertas enfermedades.

De esta forma, Henufood investigará alimentos habituales en nuestra dieta, mediante procesos innovadores, reservados hasta ahora para la industria farmacéutica, para demostrar científicamente sus propiedades beneficiosas para la salud. Los esfuerzos se centrarán en adaptar la alimentación de manera que sea más saludable, ya que el fin de la investigación es estudiar los alimentos, no buscar compuestos en los mismos que puedan administrarse en forma de cápsulas o comprimidos: se trata de un camino hacia una vida más sana en la población.

Varios equipos centrarán sus estudios en distintos ámbitos. Así, los investigadores del hospital de Sant Pau centrarán sus investigaciones en encontrar un sustituto natural para la sal, responsable de enfermedades relacionadas con la hipertensión, así como de estudiar la cantidad de sal que puede reducirse en un alimento sin que la mayoría de la población llegue a notar una gran diferencia de sabor. El Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares, dirigido por la doctora Lina Badimon, investigará en una línea muy diferente. Estudiarán los beneficios del tomate combinado con distintos elementos, como el aceite de oliva, para agudizar su efecto antioxidante y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Los investigadores del Valle de Hebrón Instituto de Investigación, por otro lado, estudiarán los efectos placenteros que se crean en el cerebro tras la ingesta de alimentos.

Otros centros que participarán en el programa son el departamento de Tecnología de Alimentos de la Universidad de Lleida, el Hospital Universitario La Paz y el Hospital Universitario Ramón y Cajal, de Madrid; la Universidad Católica de Murcia; el Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos y el Hospital Universitario Doctor Peset, de Valencia.

Un nuevo paso hacia una alimentación más saludable, que derive en una vida con menos enfermedades, que sin duda nos beneficiará a todos.

Publicado por: Ana Gómez

Fuente: ABC / Universidad Católica San Antonio

Imagen: Sjwilliams82