en Recetas

Receta de saquitos de bacalao con pasas

En Mumumío nos encanta la gastronomía gallega. Sus quesos, mariscos, vinos, orujos… pero sobretodo las empanadas. Estos días teníamos ganas de comer una de nuestras preferidas, la de bacalao con pasas.

El sabor del bacalao cocinado con calma, con el toque dulce de las pasas, dentro de una buena masa de empanada casera… toda una delicia. Y aunque no es difícil hacerla en casa, no disponíamos de mucho tiempo. Así que decidimos buscar un sabor parecido, y presentarlo dentro de masas de empanadillas, en forma de saquitos.

El resultado ha sido espectacular. Como la oblea de empanadilla es algo aceitosa, como la masa de empanada, ha resultado un complemento estupendo para el relleno de bacalao con pasas. Además, la forma de saquito, es una manera original para presentar cualquier empanadilla de una forma bonita y vistosa.

Un aperitivo estupendo, para servir templado, y disfrutar de todo el sabor y la textura suave de estos saquito de bacalao con pasas.

Ingredientes:

400g de bacalao desalado, 1 cebolla grande, 1/2 vaso de vino blanco, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, unas hebras de azafrán, 25g de pasas, 1 paquete de obleas pequeñas de empanadilla, 1 huevo.

Preparación:

El primer paso es desalar el bacalao. Para ello, le quitamos la sal exterior bajo el chorro de agua fría, y lo colocamos en un recipiente cerrado o tupper, cubierto de agua fría. Reservamos en la nevera 24 horas, cambiando el agua cada 8 horas.

Una vez desalado el bacalao, le quitamos la piel con ayuda de un cuchillo, y lo desmigamos con los dedos, en trozos pequeños.

Cortamos la cebolla en 4 partes y luego en tiras finas, que ponemos a pochar en una sartén con 2 cuharadas de aceite. Cocinamos a fuego bajo, tapado unos 10 minutos. Luego podemos destapar y cocer otro par de minutos más.

Subimos un poco el fuego y añadimos el bacalao. Cocinamos todo junto unos 5 minutos, hasta que empiece a coger color. Entonces incorporamos las pasas y el azafrán, junto al vino blanco, y revolvemos bien.

Cocinamos unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que el vino se evapore. Tiene que quedar sin líquido, pero sin que llegue a quedar seco del todo. Dejamos templar.

Cubrimos una fuente de horno con papel vegetal para que no se peguen las empanadillas, precalentamos el horno a 200º, y vamos preparando los saquitos. Para ello, ponemos una cucharadita en el centro de una oblea, y con la punta de los dedos, llevamos hacia arriba todo el borde de la misma, como para hacer una bolsita. Cuando tengamos todas las esquinas cogidas, apretamos todas juntas con las yemas de los dedos, para que se peguen unas con otras. De esta forma se quedarán todos los bordes sellados y no se abrirá el saquito.

Pintamos con huevo batido y horneamos a 200º unos 15 minutos, hasta que tengan un bonito color dorado.

Estos saquitos de bacalao con pasas se pueden servir fríos, pero como mejor están es templados, acompañados de un vino Alvariño bien fresquito.

Publicado por: Ana Gómez

Fuente relleno de bacalao y pasas: Recetas derechupete