en Salud

Alimentos que deberíamos consumir ecológicos y porqué

Cada día somos más las personas que estamos concienciadas de la importancia de consumir alimentos ecológicos. Las razones son muchas: tienen normalmente mucho mejor sabor al haber respetado tiempos, plazos y calidades. Además, por estas mismas razones, poseen muchos más nutrientes buenos para nuestro organismo, y carecen de pesticidas y químicos que acaban entrando a nuestro cuerpo. Por otro lado, el respeto al medio ambiente

Pero está claro que, para la mayoría de los bolsillos, es imposible por el momento hacer una cesta de la compra totalmente ecológica. Por ello, te damos algunas pautas sobre cuales son los alimentos que más nos conviene consumir ecológicos, y porqué:

Carne ecológica:

Al tratarse de animales, el concepto de carne ecológica va más allá que en el caso de las verduras y frutas: se trata de animales que se han criado en estado de semi-libertad, no han recibido antibióticos y los piensos con que han sido alimentados siguen rigurosos controles: no pueden contener subproductos de la carne, origen de diversas enfermedades como la de las vacas locas.

Durante muchos años han ido sucediéndose diversas enfermedades que se contagiaban con el consumo de carne de distintos animales. Hormonas de crecimiento, piensos especiales, antibióticos que les hacen resistentes a enfermedades… todos estos elementos no los encontraremos en la carne ecológica, creando un producto más sano y de mucho mejor sabor y calidad.

Leche y huevos orgánicos:

Al igual que sucede con la carne, en los huevos y la leche tradicionales se pueden llegar a encontrar trazas de pesticidas y químicos consumidos por los animales de los que proceden. Además, estos alimentos forman parte fundamental de la alimentación de los más pequeños de la casa, por lo que conviene prestarles una mayor atención.

Café:

El café que consumimos normalmente procede de países que tienen una normativa distinta a la que actualmente se rige en Europa. Esto puede significar que plaguicidas y pesticidas que actualmente están prohibidos en nuestro país por poder ser perjudiciales para la salud o el medio ambiente, sigan utilizándose en los lugares de origen del café que consumimos.

Además, cada día son más las marcas de café que incorporan la etiqueta “comercio justo”. Fijarnos en ello y comprar marcas que respetan al productor, cuidando sus derechos y libre de explotaciones, cuesta muy poco trabajo y se convierte en un gesto solidario que nos beneficia a todos.

Fruta y verdura:

Aparte del inconfundible sabor, hay otras razones para consumir fruta ecológica: la mayor parte de los nutrientes y fibra se encuentra en la piel de la fruta. Pero cuando una plantación se fumiga, los pesticidas también se quedan sobre la piel, y estos no son totalmente eliminados cuando se lavan antes de consumirlas. De manera que lo más seguro es pelar manzanas, nectarinas, etc. antes de comerlas. Pero con ello eliminamos también gran parte de los beneficios para nuestra salud. Y hay otras frutas como fresas, cerezas… que no pueden ser peladas.

En el caso de las verduras, la mayor parte de los nutrientes de las plantas se encuentran en sus verduras: la energía de la planta se concentra en ellas. Así como los pesticidas y fertilizantes, que se concentran en la parte de la planta que consumiremos. Por ello, son especialmente susceptibles al uso de químicos, ya que irán a parar en gran medida a nuestro organismo.

Ahora que sabemos algo más sobre la importancia de incorporar ciertos alimentos ecológicos en la compra semanal, podemos ir transformando nuestra dieta poco a poco hacia una vida más saludable y sostenible. Dentro de un tiempo, los productos ecológicos serán parte fundamental de nuestro día a día, igualándose en precio a aquellos producidos con técnicas más intensivas y menos respetuosas, tanto con el medio ambiente, como con nuestra salud.

Publicado por: Ana Gómez

Fuente: Ecoticias

Imagen: Ed Yourdon