en Productos, Productos ecológicos

Biocoop: Ternera Gallega de producción ecológica

Ya ha venido la temporada de las barbacoas, y aquí en Mumumío queremos pensar un momento en el origen de la hamburguesa que estás zampando, y apreciar a los ganaderos que están trabajando en formas sostenibles.

Hoy os presentamos Biocoop: una cooperativa gallega que empezó en 1998 cuando once ganaderos se reunieron con la convicción de convertir sus explotaciones ganaderas en producción ecológica. Han crecido poco a poco desde entonces, y hoy en día tienen unas 1.500 reproductoras, que viven en aproximadamente 2.500 hectáreas, y producen unos 750 terneros anualmente. La mayoría de sus animales son de raza autóctonas en peligro de extinción (Cachena, Vianesa, Frieiresa, Caldelá y Limiá), y el resto es la raza Rubia Gallega.

José Luis Vaz, 57 años, es uno de los once ganaderos. Sus padres emigraron desde el campo a Vigo en los años 60, donde el se crió y se formó, pero siempre con la intención de volver al campo.

José Luis dice que “en la ganadería industrial los animales son un número, un dígito que metes en el ordenador, a los animales no los conoces para nada”, mientras explica que sus animales están en libertad permanente. La diferencia entre las formas normales de producir animales para la cadena alimenticia y la forma de Biocoop se nota en cada detalle. La normativa ecológica exige cuatro meses de lactancia natural para los animales, pero en Biocoop les mantienen con sus madres hasta los siete u ocho meses, y posteriormente se llevan al sitio de acabado donde están con agua, espacio, piensos ecológicos y heno. La carne de Biocoop tiene un grado de infiltración de grasa en músuclo más alo que lo normal, porque la forma de criar los animales resulta en una carne más tierna y más suave en paladar.


Esta forma de crianza supone más gastos, así que Biocoop vende con un pedido mínimo de 5kg, para no encarecer el producto. Nos explica José Luis que aunque son ellos una referencia clave en la gastronomía gallega, todavía lo ecológico no recibe la atención que se merece en España. No es sólo en términos de sabor y efecto sobre el medio ambiente que so nota la diferencia, sino también en términos de uniformidad: “en la convencional pueden tener unos terneros extraordinarios en una época del año, pero los siguientes que vengan a lo mejor son malos porque si a los cuatro meses se queda sin leche la madre por la época del año en la que estamos, les empiezan a dar un complemento de pienso industrial, con lo que bajan extraordinariamente la calidad”.

En Mumumío, pensamos que hay que apoyarle a los productores que trabajan de forma sostenible, con respeto para el medio ambiente y los animales, y Biocoop es uno de ellos!

Si quieres ver los productos de Biocoop, pincha aquí.