en Informes

Nuevas tendencias en alimentación

Según unos nuevos estudios publicados en Estados Unidos, las tendencias en nuestra alimentación van cambiando en los últimos tiempos. Vuelven algunas costumbres perdidas, cambia la forma de cocinar, en qué medida nos preocupa la alimentación… Es algo que todos sabemos. Pero ¿que han observado los expertos?. Según un recopilatorio realizado por Consumer, estos son los puntos más importantes:

Ante una mayor preocupación por lo que comemos, se están recuperando algunas costumbres que parecían olvidadas, como el hecho de preparar conservas caseras. Mermeladas, atún, verduras, salsas de tomate… Una opción más que saludable para saber realmente lo que comemos, ahorrar dinero y recuperar sabores perdidos, que no logramos con algunas conservas industriales. Además, es mucho más sano ya que no contienen conservantes ni colorantes artificiales.

Antes era la mujer la que se encargaba de la casa. Pero hoy en día cada día son más los hombres que se encargan de la alimentación de la familia, o que se lanzan a hacer sus pinitos en la cocina. Antes se limitaba más este rol a ciertas preparaciones o comidas especiales, pero hoy en día, los roles en las familias están cada vez más repartidos independientemente del género.

Cada vez de da más valor a los productos locales. Muy relacionado con una creciente preocupación por el medio ambiente, cada día estamos más concienciados por consumir productos cercanos a nuestra casa. Pero esto también tiene una gran relación con el echo de que sean productos de temporada o ecológicos, mucho más saludables para todos y con mayor calidad y sabor.

Ante el creciente número de casos de obesidad infantil, ligado a una preocupación cada vez mayor por controlar nuestro peso, una gran parte de la población está cada vez más preocupada por la información nutricional y energética de los productos que consume. Esto puede llegar a ser un problema en muchas personas: es muy importante recordar que lo fundamental es mantener una dieta variada y equilibrada, así como una buena dosis de ejercicio semanal.

Cada vez las nuevas tecnologías juegan un papel más importante a la hora de hacer la compra. Compra de alimentos online, comparativas de precios, opiniones de usuarios, redes sociales… se han convertido en una herramienta fundamental a la hora de decidir que productos compramos.

Una mayor atención al usuario final hace la diferencia. Cada vez somos consumidores más conscientes, por lo que los pequeños detalles serán muchas veces los que nos haga decidirnos por uno u otro producto.

Tras el auge de las cada vez más grandes superficies, se ha observado una nueva tendencia hacia la compra en pequeños establecimientos. La fruta y la verdura la queremos fresca, el pan artesano, los productos ecológicos… nos hemos cansado de productos de plástico y trato impersonal y queremos volver a los comercios y calidad de siempre.

Cada día se da mayor importancia a la alimentación como parte de una buena educación: programas para implicar a los más pequeños de la casa, talleres, asignaturas en los colegios… una buena formación es la base para una correcta alimentación.

Ante un creciente número de estudios, investigaciones y desarrollo de productos, los clientes nos estamos volviendo más exigentes, pero también tenemos una mayor confianza en los productos que compramos.

Está claro que los tiempo cambian, y nuestra forma de consumir también. Nos gustaría mucho que nos des tu opinión: ¿Cómo ha cambiado tu forma de comprar y de preocuparte por la alimentación en los últimos tiempos? ¿Estás de acuerdo en todas estas afirmaciones?

Imagen