en Salud

El té verde: Los beneficios

A diferencia de lo que muchos creen, la segunda bebida favorita del mundo es el (justo por detrás del agua) y no el café. Eso es debido a que en los países asiáticos se consume mucho más que en occidente donde, salvo en el Reino Unido, es una bebida un poco olvidada. Todos tipos de té: el negro, el verde, el blanco y el oolong vienen de la misma planta.

El tipo de té se determina por la forma de fermentación o proceso de oxidación. El té verde se consume sin fermentar y está menos oxidado (lo que da el color verde). El té negro está fermentado y oxidado mientras está secado (lo que produce un color más oscuro).

Lo bueno del té verde son los polifenoles. Estos son un grupo de sustancias químicas que se encuentran en las plantas y cáscara de las frutas, que al sintetizarlas ayudan al cuerpo a aumentar su capacidad antioxidante. Estas pueden ayudar a parar el desarollo de tumores.

Además, el té verde otros compuestos que incrementan aún más este poder antioxidante. Por otra parte, también tiene menos cafeína, respecto al té negro y a otras bebidas estimulantes, siendo una bebida natural, refrescante y agradable. Por lo tanto, se trata de una alternativa perfecta a otras bebidas menos saludables.

Existen numerosas variedades de té verde, todas ellas muy populares y aquí podrás encontrar una amplia gama:  Aquí os dejamos algunas sugerencias para que veais que hay mucho donde elegir. Y para recuperarnos de los excesos del verano 😉

 

Fuente: Tealux y Day Recipe