en Uvinum

El Dry Martini de James Bond

El Dry Martini es una de las bebidas míticas que no se pueden dejar de probar. James Bond puso el Dry Martini de moda, por su afán de tomarlo película tras película, insistiendo en que debe ser “mezclado, no agitado”. Pero no es el único famoso que se ha dejado seducir por este cóctel. Apellidos ilustres como Rockefeller, Bogart o Sinatra también se suman a la lista de fans del Dry Martini.

Para preparar un Dry Martini capaz de seducir a nuestr@ espía más exigente, necesitas algo de práctica y elegir muy bien los ingredientes, porque se trata de una bebida de lo más especial: salvo los elementos más o menos decorativos, como la aceituna o el twist de limón, los ingredientes de un Dry Martini son todos alcohólicos, a diferencia de la mayoría de cócteles, que incluyen agua, soda o refrescos para rebajar la mezcla. Por eso cualquier mínima diferencia en las medidas se notará sensiblemente en el resultado, y ¡tu Dry Martini perfecto puede terminar en catástrofe!

Los ingredientes básicos para preparar un buen Dry Martini son:

  • Vermouth Seco
  • Gin
  • Corteza de Limón
  • Aceituna verde

Sobre el mejor Vermouth Seco para un Dry Martini, la opción es evidente: Martini Bianco Dry, aunque también se puede elaborar con Cinzano Bianco.

En las ginebras, en la variedad está el gusto, aunque en los últimos años se ha adoptado a la Tanqueray Rangpur como la ginebra “oficial” para el Dry Martini, por su destilación con lima y limón, lo que le ofrece un acusado toque de cítricos que le viene muy bien a este combinado. Pero como últimamente hay ginebras para todos los gustos puedes aprovechar para hacer un Dry Martini muy original usando aromas diferentes, a tu gusto. Una opción diferente que dejará a todos boquiabiertos puede ser el Gin Mare, una ginebra muy mediterránea con notas de sotobosque que lo harán más fresco y que acompaña perfectamente al vermouth.

Antes de preparar un Dry Martini, es conveniente que enfríes todos los ingredientes, incluidas las bebidas alcohólicas y las copas.

Ahora empezamos con la preparación: pon 2 cubos de hielo duro (cuanto más duro y compacto, más enfriará sin disolverse), añade 1 chupito de ginebra y 4 de vermouth. Pincha la aceituna con un palillo e introdúcela en el cóctel, y luego haz un twist con piel de limón (retuerce la piel sobre el cóctel para que los componentes de la piel del limón, de sabor amargo, caigan sobre la copa.

Una vez hecho esto, ensaya tu mejor sonrisa y repite: Me llamo Bond, James Bond

FOTO: Dry Martini