en Uvinum

Historia de la cerveza en España

Aunque la cerveza parece que es una bebida que se consume en España desde casi la Prehistoria (hay restos arqueológicos que parecen confirmarlo), la historia de la producción industrial de cerveza en España es mucho más reciente. ¿Por qué? Fundamentalmente porque durante bastantes siglos la cerveza fue una bebida proscrita. ¿Quieres saber cómo empezó a producirse cerveza de España? Hoy te damos algunos datos sobre el origen de la tradición cervecera de España:

Durante la época romana se sabe que se consumía cerveza, especialmente en Emerita Augusta (la actual Mérida), porque la cerveza ya era conocida y consumida por todo el Imperio, y no podía faltar en una ciudad de retiro como era entonces la capital de la Lusitania.

Después de la Caída del Imperio romano, la segmentación de España que hacen los Visigodos, y su escasa tradición comercial hace improbable que se crearan algo parecido a fábricas de cervezas.

Después, con la ocupación musulmana de España, la idea de fabricar cerveza se desterró, porque los musulmanes no consumen tradicionalmente alcohol, y si alguno había que lo hiciera, desde luego no se dedicaba a la producción.

En la zona no ocupada, en cambio, las cosas eran muy diferentes, y a lo largo de la reconquista hay muestras de cierto tipo de producción cervecera, en León y otras zonas del Norte.

Sin embargo, el impulso definitivo a la producción industrial de cerveza lo dio Carlos V, emperador de España y Alemania. Nacido en Gante, en la zona de Flandes, era un gran aficionado a la cerveza, y no quiso renunciar a ella cuando accedió a vivir en España para gobernar el Imperio. Por lo tanto, contrató los servicios de los mejores maestros cerveceros para que crearan una fábrica en la Ribera del Manzanares, para aprovechar el agua del río. Más adelante, siguió impulsando la creación de nuevas cervecerías, hasta la más famosa de Yuste, en el lugar de su retiro definitivo.

A partir de la muerte de Carlos V, y aunque con dificultades, nunca dejaron de existir fábricas de cerveza en España. La producción era escasa y en algunas épocas de mala calidad, hasta que a finales del XIX y principios del siglo XX se empezó a cultivar lúpulo en España, lo que facilitó la producción y mejoró la calidad de las cervezas. Así, nuestra cerveza empezaba su ascenso definitivo y ocupaba un lugar destacado en nuestras preferencias. Marcas que hoy son tan conocidas como Estrella Damm o Moritz tienen su origen en aquella época. ¿Y tú, cuál prefieres?

IMAGEN: Cerveza