en Salud

Suplementos vitamínicos ¿Necesarios o superfluos?

Ahora que ha llegado el frío, todos queremos estar prevenidos contra los resfriados y tomar algunas medidas para que no nos afecten. Por ello mucha gente recurre a los suplementos vitamínicos. Pero lo cierto es que estos medicamentos, que tan fácilmente se adquieren en farmacias, herbolarios o supermercados, no son tan beneficiosos para nuestra salud como parecen.

Hay casos concretos en los que se recomienda el consumo de suplementos vitamínicos: embarazo, gente mayor, personas que no pueden consumir todo tipo de alimentos por culpa de una alergia, dietas estrictas, tras una operación o problema digestivo… pero a margen de todos estos casos, las vitaminas tomadas de forma artificial no sólo no son necesarias sino que tampoco son beneficiosas. Y en cualquier caso, deberían ser prescritas por un médico.

Nuestro cuerpo no es capaz de producir vitaminas, por lo que se hace necesario conseguir éstas a través de los alimentos que ingerimos. Pero una dieta sana y variada, con una cantidad suficiente de fruta y verdura, nos aporta la cantidad más que suficiente de vitaminas que necesitamos. Por ejemplo, una sola naranja de mesa contiene casi el 100% de Vitamina C recomendada al día para un adulto.

Una dieta variada, además de vitaminas, nos aporta junto a éstas otros compuestos y nutrientes, que se complementan y ayudan en su conjunto a reforzar nuestro organismo, además de ayudar a la absorción de las vitaminas. No ocurre lo mismo con las pastillas de vitaminas o multivitaminas, que ingerimos de forma aislada. No está demostrado que puedan tener efectos adversos en nuestro organismo, pero lo que está claro es que el consumo indiscriminado de productos artificiales sin necesidad no puede acarrear beneficios para la salud.

Claro ejemplo de ello es las polémicas surgidas recientemente entorno a varios alimentos enriquecidos como cierta marca de yogures. Además se trata de compuestos que no siguen una regulación especifica en su fabricación y que pueden ser comprados sin control en supermercados.

Desde Mumumío apostamos por una dieta sana y equilibrada que aporta la cantidad suficiente de vitaminas, minerales, proteínas, fibra, etc, que nuestro cuerpo necesita, sin la necesidad de recurrir a compuestos artificiales. ¿Que opináis vosotros? ¿Soléis consumir este tipo de suplementos? ¿Son realmente necesarios?

Publicado por: Ana Gómez
Imagen:  LifeSupercharger