en Uvinum

Nace la Denominación de Origen “Bebidas de Garrafón”

El nuevo Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha anunciado esta mañana la creación de una nueva Denominación de Origen para bebidas alcohólicas, llamada Denominación de Origen “Bebidas de Garrafón”.

Aunque la medida se ha aprobado por el procedimiento urgente, ya existían un anteproyecto de ley en estudio, con amplio consenso entre todos los grupos políticos.

Esta medida se enmarca dentro de las medidas anticrisis del nuevo Gobierno, y lo que busca es acoger a todos aquellos destilados que no tenían reconocimiento oficial, y que por lo tanto se encontraban con barreras a la hora de exportar.

La nueva DO, que aceptará tanto whisky, como vodka, gin y ron, será similar a la ya existente de “Vinos de la Tierra”, y pretende reunir a todos los destilados que cumplan con los requisitos sanitarios obligatorios, conforme a la legislación europea.

De esta forma el whisky de garrafón se equiparará, salvando las distancias, al “scotch whisky”, el whisky escocés.

En el caso de la ginebra las negociaciones para sacar adelante la nueva Denominación han sido más delicadas, porque ya existe una Denominación de Origen que ampara un tipo de ginebra especial, el “Gin de Mahón”, y “lo que se pretendía era cubrir un vacío existente y no competir con Denominaciones preexistentes“, según comunicado oficial del Ministerio. Lo mismo ha ocurrido con el aguardiente, motivo por el que esta bebida ha sido excluida del grupo de bebidas de Garrafón.

La Nueva Denominación, que entrará en vigor con el nuevo año 2012, pretende asimismo “premiar la calidad del garrafón español, reconocido durante décadas por millones de turistas de todo el mundo”.

Por otra parte, las destilerías que opten por no acogerse a la nueva denominación de origen tendrán que indicarlo en sus etiquetas, con la leyenda “Garrafón de Garrafón”, aunque el Ministerio prevee que la mayor parte de las empresas elaboradoras de bebidas alcohólicas se suscriban a la iniciativa.

Mención aparte merece la sangría, que puede ser reconocida con una Denominación de Origen propia, aunque se estudia que cada zona costera pueda establecer su propio DO, al estilo de lo que sucede con los vinos, siempre que los establecimientos playeros se comprometan a realizarla con el vino de la zona.

FOTO: Garrafón