en Agricultura ecológica

¿Por qué comprar una cesta de fruta y verdura ecológica?

Los términos alimentos ecológicos o “alimentos orgánicos” ya forman parte de nuestro día a día, pero ¿sabemos realmente lo que significan y cómo sacarles el mejor partido?

Según la Unión Europea, los términos ecológico, orgánico y biológico, son sinónimos, y sirven para denominar a aquellos productos agrícolas o ganaderos, destinados a la alimentación humana o animal, que han sido producidos sin la utilización de productos químicos (fertilizantes, herbicidas, pesticidas…) ni semillas transgénicas. El consumo de alimentos ecológicos intenta reducir el uso y la ingesta de productos químicos, a la larga perjudiciales para la salud, y que además deterioran el medio ambiente; y por otro lado fomentar el uso de métodos más naturales y sostenibles, por ejemplo, mediante el uso de fertilizantes como el compost, amén de respetar los ciclos propios de la tierra.


Aparte del inconfundible sabor, hay otras razones para consumir fruta ecológica. En muchos casos, la piel de la fruta y la verdura contiene una parte muy importante de los nutrientes y la fibra. En el caso del uso intensivo de pesticidas y químicos, muchas de estas sustancias quedan en la piel y no es fácil deshacerse de ellos al limpiarlos. Algunas frutas pueden pelarse (con lo que se pierde toda la riqueza de la piel, pero otras como las fresas o cerezas no pueden ser peladas). En el caso de las verduras, muchas veces los pesticidas y fertilizantes se concentran justo en la parte de la planta que consumiremos. Por ello, son especialmente susceptibles al uso de químicos, ya que irán a parar en gran medida a nuestro organismo.

En el caso de la fruta y la verdura, cuando la recibes en una cesta, viene directamente del productor, las verduras y las frutas no han estado rodando de lonja en lonja, ni almacenadas en cámaras durante semanas o meses; normalmente las han cogido para ti el día anterior. Según va pasando la temporada, la composición va variando, de acuerdo con las estaciones, con lo cual tienes la oportunidad de disfrutar de todo cuando está más rico, además de darle un pequeño incentivo a tu creatividad culinaria, ya que se te presentan en la cocina toda la gama de verduras y hortalizas listas para ser devoradas.

Otra de las grades ventajas de suscribirte a una cesta es que es muy cómodo. Acordamos un día y franja horaria de reparto, y te la llevamos directamente a casa, no tienes que acarrearlas. Existen distintos tamaños según el tamaño de tu familia (¡y su apetito!), y si alguna semana no te apetece recibir la cesta, porque estás de vacaciones o por lo que sea, no tienes más que “saltarte” el envío.

Es fácil, es bueno para ti, ¡y está rico!

Elige aquí la cesta Mumumío que mejor se adapte a tu gusto y necesidades.