Compra comida ecológica y directa del productor más info

Selección de recetas con calçots

La manera clásica de comer los calçots es una buena calçotada en el campo, con amigos y familia, al fuego. Untar los calçots humeantes en la salsa y disfrutar de un momento gastronómico inolvidable. Esta tradición catalana cada vez está ganando más adeptos por toda España. Un producto estacional, sano y delicioso. No obstante, hay muchas otras maneras de disfrutar de esta cebolla tierna, especialmente en casa, sin tener que montar un fuego. Aquí os traemos una selección de recetas con los calçots como protagonistas.

Empecemos por el principio, la salsa de los calçots. En el blog Buenas Migas encontramos un paso a paso estupendo para elaborar una salsa que realce todo el sabor de los calçots. En casa, la mejor alternativa para asar los calçots al horno, quedan sorprendentemente buenos, en la cocina de Piascu encontráis cómo hacerlos de un modo sencillo. Una crema de calçots de Directo al Paladar, ideal para el invierno, que combina en esta receta con unos germinados, totalmente saludable.

Para acabar, un par de recetas sencillas y resultonas: tortilla de calçots de La Flor del Melocotón, y unos calçots rebozados, otra forma tradicional y deliciosa del blog Estrella Esteve.

Deja un comentario