en Recetas

Recetas con setas deshidratadas

Ya hemos conocido un poco más de cerca los distintos tipos de setas deshidratadas… pero ahora vamos a lo que más nos gusta: Comerlas. Hoy os sugerimos algunas ideas para cocinarlas.

Paco nos muestra en Directo al Paladar cómo preparar unas riquísimas y económicas croquetas de rebozuelos deshidratados. Fáciles y con una pinta fabulosa.

Otra de las formas más típicas de utilizar las setas secas es para preparar un rico arroz. Podemos hacer un risotto de boletus, muy sencillo, o este Arroz caldoso con senderuelas que ha preparado Dolors en su Blog de Cuina.

Pero hay mil formas más de utilizarlas, por ejemplo para preparar una quiché. Un plato facilísimo y siempre rico, como este de setas variadas y bacon de Carolus cocina o este de espárragos verdes y shiitake de Bocados dulces y salados.

Nuestros amigos de Gastronomía y Cía son unos grandes amantes de las setas deshidratadas, y siempre tienen unas sugerencias fantásticas para cocinar con ellas. Nos quedamos con estos Petit Choux de Boletus, o esta fantástica sal de setas y chalota. Dos ideas fantásticas para utilizar las setas en polvo.

Y es que las setas deshidratadas tienen hueco en todo tipo de platos. Estas Fabas con costillas adobadas caseras y trompetas de la muerte de Mercado Calabajío son espectaculares, al igual que estos Chipirones con trompetas de la muerte y gambas de Ana en la cocina.

¿Recordáis que os sugerimos que guardarais el agua de rehidratar las setas? Nos puede servir para dar sabor a un arroz, una sopa o un guiso, o mucho mejor aún, para preparar un plato como estas Almejas picantes con caldo de setas.

Nos gustaría que compartáis con nosotros vuestros secretos para utilizar las setas deshidratadas. ¿Cómo las coméis? ¿En risotto? ¿En tortilla? ¿En sopa? ¡Estamos deseando saberlo!

Publicado por: Ana Gómez