en Uncategorized

Diferencias entre la cerveza artesanal y la convencional

Las cervezas artesanas son cervezas que se elaboran principalmente para el disfrute del consumidor. Su objetivo primordial no es sólo la venta, sino el concepto del disfrute.

En la elaboración de la cerveza se utilizan cuatro elementos básicos: la cebada, el lúpulo, el agua y la levadura. La diferencia más significativa entre una cerveza industrial y una artesana radica en las proporciones utilizadas, en el tratamiento que se le da a las materias primas y en el mismo proceso de elaboración. Son cervezas elaboradas con malta de cebada a las que no se añaden azúcares ni tampoco maíz, arroz u otros adjuntos. Tampoco llevan aditivos artificiales ni conservantes.

Fermentación

En la elaboración de toda cerveza siempre hay una primera fermentación. Una vez terminada ésta, la cerveza no contiene CO2. En las industriales no hay una segunda fermentación. La consecuencia es que no se produce entonces la gasificación, con lo cual el gas carbónico debe ser inyectado de forma artificial. En las artesanas, por contra, el CO2 se genera de forma natural.

Pasteurización

La cerveza artesanal no se pasteuriza y por eso sigue fermentando en la botella. Es esta segunda fermentación la que genera, de forma natural, el gas carbónico. Este CO2 es el que también generará la espuma. La levadura que permanece en el fondo de la botella es una fuente riquísima de proteínas y de vitaminas, sobre todo de vitamina B.

Aspecto de la cerveza

Las cervezas artesanas pueden tener un aspecto algo más “turbio”. ¿Por qué es esto? Una cerveza de malta de cebada debe ser prácticamente transparente a temperatura ambiente. Si se enfría o cambia bruscamente de temperatura, se produce una coagulación de las proteínas que provoca que se torne más turbia (como ocurre, por ejemplo, con el aceite de oliva cuando se enfría).

Las microcervecerías

Las microcervecerías (así se llama a las pequeñas “fábricas” de cerveza artesanal) tienen un equipamiento sencillo. En ellas podemos encontrar tanques, bombas o filtros, pero su nivel de mecanización es muchísimo más pequeño que el de una cervecería industrial. Su proceso de elaboración es mucho más manual, desde el molido de las maltas hasta el embotellamiento. Todo se hace bajo la supervisión del maestro cervecero que es quien, personalmente, selecciona los mejores ingredientes en su justa proporción. Está involucrado en todos los pasos de la elaboración de la cereza. Cada maestro cervecero tiene sus propias fórmulas para desarrollar una “criatura” con personalidad propia. Conoce de cerca la fábrica de Sagra.

La artesana es, en definitiva, una cerveza con más cuerpo y carácter, con unas notas de amargor más duraderas. Mientras en las industriales hablamos de marca, en las artesanas interesa más su procedencia y su buen hacer. Mumumío te facilita el comprar cervezas artesanas, recibe cada mes nuevas cervezas con nuestro Club de la Cerveza.

Compra cerveza artesana en Mumumío: