en Uvinum

Cómo comprar el mejor vino

Cuando vamos a comprar vino, normalmente nos fijamos en el precio: pensamos que el mejor vino es el que más se acerca a lo que nos podemos permitir, y esto no es siempre así: al contrario, hay muchas joyas a buen precio esperando a que las descubramos.

De hecho, el precio base de un vino nos indica otras cosas, especialmente:

  • La fama del vino -y de la bodega-
  • El cuidado del viñedo y de mantener una producción justa con respecto a su capacidad.
  • El periodo de crianza -tipo y duración-
  • La calidad de los materiales utilizados en la elaboración y/o envejecimiento
  • El coste de la publicidad, promociones,…

Un vino que haya sido envejecido en barricas de roble, por ejemplo, tendrá que sumar con respecto a sus costes de elaboración los de las barricas y el espacio para su guarda durante ese tiempo, mientras que un vino joven no tiene esos costes. Aunque normalmente el vino joven suele ser más barato porque no tiene todos esos costes agregados, simplemente. El precio no es un indicador de calidad.

Y ¿cómo comprar el mejor vino? Digamos que es como elegir cualquier producto en conserva. ¿Cómo eliges el mejor tomate triturado, o las mejores aceitunas en lata? Probando, comparando, y reteniendo las marcas que más confianza te merecen. Normalmente, si no se trata de un vino muy caro, el sabor de un vino no varía demasiado de una año a otro, por lo que si te gustó un vino del 2010, el mismo vino en el 2011 no te defraudará. La evolución de la calidad de una bodega se aprecia después de varios años, así que siempre es buen idea retener los nombres de los vinos que más nos han gustado.

Además, la etiqueta es otro factor interesante que nos aportará:

  • Si el vino es de una Denominación de Origen concreta, puedes imaginar que su sabor tendrá más en común con otros vinos de esa DO que con vinos de otras zonas.
  • Con el tipo de uva pasa lo mismo: vinos elaborados con las mismas uvas suelen tener aromas y sabores comunes.
  • Un factor más a tener en cuenta sobre el sabor de los vinos es el tipo de clima de la zona: las zonas más frías suelen dar vinos más suaves y aromáticos, mientras que las zonas más cálidas producen vinos más carnosos y densos en el paladar.
  • Si te gustan los vinos más frutales, elige los jóvenes, que conservan el sabor a fruta de la uva. En cambio, si te gustan más complejos, elige vinos Crianza o Reserva, que ya tienen bouquet por envejecimiento en depósitos de madera.
¿Dispuesto a comprar vino, y no sabes cuál? Te damos 3 recomendaciones:
  1. Habla del Silencio 2010: Un vino que conjuga perfectamente el carácter frutal de la uva y un breve paso por madera (6 meses en barrica). Ideal para cualquier tipo de comida.
  2. Pago de Carraovejas Crianza 2009: Pago de Carraovejas es una de las bodegas con más éxito de la Ribera del Duero, y sus vinos siempre están entre los mejores.
  3. Marqués de Riscal Reserva 2006: Un Rioja ideal para los más clásicos, que acompañará perfectamente los apritivos de jamón, embutidos y buen queso curado.