en Comprar online, Entrevistas, Novedades, Productos

Hoy damos la bienvenida a Mausitxa, quesería artesanal del País Vasco que pone sus productos a la venta a través de Mumumío. Hablamos con Iñaki Ansola, que nos cuenta con más detalle quiénes son y a qué se dedican. Después de conocer su historia no te quedará otra que probar sus quesos… 🙂

Para conoceros un poco, ¿quiénes sois y a qué os dedicáis?

Soy Iñaki Ansola. Soy de Elgoibar, Guipúzcoa. Nosotros elaboramos queso en el caserío Mausitxa, y de ahí le viene el nombre a nuestro queso.


Iñaki, ¿hace cuánto tiempo que te dedicas a ésto? ¿Te viene de familia? ¿Qué te llevó a hacer lo que haces?

En estos momentos tengo 28 años. Llevo toda la vida trabajando con las ovejas y haciendo queso. Estudié hasta los 20 años y desde entonces me dedico exclusivamente a este oficio.

Seguramente, se llevarán cientos de años haciendo queso en nuestro caserío, pero lo que sabemos seguro es que yo pertenezco a la octava generación que elabora aquí queso.

Lo he mamado desde que soy un crío. Me encanta lo que hago. Considero que soy un privilegiado, y más en estos tiempos difíciles que estamos viviendo. Es un oficio muy duro, pero os digo de verdad, es como una droga, si te gusta, esto te engancha.

¿De dónde proceden vuestros productos o materia prima? 

Nosotros somos pastores y elaboradores de queso. Toda la materia prima procede de nuestro rebaño. Elaboramos queso Idiazábal y para ello el queso tiene que ser de Guipuzkoa, Bizkaia, Araba o Navarra.

¿Qué te diferencia de otros productores de productos similares? ¿Estás acogido a algún sello de calidad, ecológico o Denominación de Origen, IGP, etc.?

Estamos dentro de la denominación de origen Idiazábal. Nuestra diferencia, comparando con otros productores, es que nosotros somos artesanos y elaboramos solamente con leche de nuestras propias ovejas.

¿Cuántas personas sois y cómo os organizáis el trabajo?

Somos una empresa familiar. Están mis padres, la novia, un trabajador y yo mismo. En total somos 5 personas.

Nuestro oficio es temporal. Pasamos 8 meses elaborando queso, desde que empiezan en noviembre a parir las ovejas hasta que se vacían en julio. En ese tramo del año trabajamos todo los días, aunque hacia la primavera intentamos coger algún día de descano. En verano solemos andar más tranquilos, porque las ovejas suelen estar en el monte.

¿Qué es lo más duro de tu trabajo? ¿Y lo más satisfactorio?

Nuestro oficio es muy atado, hay que trabajar todo los días, ya sea domingo, lunes o el día de la Navidad. Eso es lo más duro de nuestro trabajo. Estos últimos años ha sido muy satisfactorio por el tema de los premios. Ahora, el mero hecho de que te diga un cliente que el queso que ha comido estaba muy bueno, es muy satisfactorio, y supone un gran reconocimiento a nuestro trabajo

Si tuvieras que recomendarnos un sólo producto de tu gama, ¿cuál sería?, ¿por qué?

Todos los productos que tengo son de la misma línea. Por resaltar uno, os diría la etiqueta negra, aunque tiene un precio superior. El motivo de que sea más caro es porque ese queso tiene gastos en certificar, cajas, etiquetas diferentes y el catador. Ahora, es el producto estrella de la denominación.

Aparte de tu actividad profesional en relación a la gastronomía, ¿tienes alguna otra pasión? ¿qué te gusta hacer?

Pasiones y gustar hacer… muchas cosas, pero tengo un problema, no tengo tiempo. Entre mi profesión y mis dos hijas me llevan todo el tiempo.

¿Qué debería saber acerca de ti la gente que compra en Mumumío?

Que el producto que compran está hecho con todo el cariño. Si les gusta un queso curado de oveja, no les va a defraudar. No hay mejor aperitivo que un buen queso con un buen vino.