en Productos

Cuando se habla de un producto como el jamón ibérico, es díficil elegir un ganador. Aquí tenéis una pequeña guía para ayudaros a elegir si no el mejor, un excelente jamón ibérico de bellota 😉

Las principales características del jamón ibérico de bellota:

  • Proviene de un cerdo ibérico
  • Alimentado  exclusivamente en régimen de montanera: a base de bellotas y pastos naturales.
  • Criados en libertad
  • El ejercicio físico que realiza el cerdo en busca de su alimento hace que se retrase su engorde y que la grasa se filtre para lograr una carne más jugosa y de un sabor único.

Lo importante a la hora de comprar un buen jamón ibérico es fijarnos en su alimentación (Bellota, recebo y cebo) y su procedencia:

Teniendo en cuenta estas claves, os facilitamos una lista de alguno de los mejores jamones ibéricos:

  • Jamón Joselito:  es el más conocido dentro y fuera de España, y considerado por muchos con el mejor jamón ibérico del mundo. El cerdo Joselito posee un gran poder de adaptación y presenta un crecimiento lento debido a su crianza en libertad en su hábitat natural.
  • Juan Pedro Domecq: se dedica a la cría de cerdos 100% ibéricos en libertad en la dehesa en Sierra de Huelva. Se  inician y  terminan con la bellota  pasando por dos temporadas de montanera en su vida, la última de casi cuatro meses.
  • Jamones y embutidos El Zancao: pertenecen a una finca ganadera situada en el Parque Natural Arribes del Duero, son engordados en montanera y tienen entre 18 y 22 meses de vida.  Además, están en secaderos naturales al menos 36 meses y la mayoría de las veces llegan a estar incluso cuatro años.
  • Jamón Carrasco: con más de 120 años de tradición, esta familia situada en Guijuelo fueron los pioneros y promotores de la Denominación de Origen de Guijuelo. Procedente de un cerdo de raza 100% ibérica garantizado y alimentado con bellota de montanera, es un jamón curado de forma artesanal con los aires de la sierra, durante más de tres años.
  • Cinco Jotas, Sánchez Romero Carvajal:  lleva más de cien años, elaborando en Jabugo el auténtico jamón ibérico de bellota Cinco Jotas.  Tras una rigurosa selección entre las piezas que se curan en bodega, se eligen para etiquetar como 5J  aquellas que reúnen todas las cualidades organolépticas (sabor, textura, olor y color).