en Agricultura ecológica, Curiosidades, blogs...

La remolacha ocupa un lugar importante en nuestros platos este otoño, es una hortaliza muy energética cargada de vitaminas. Se puede comer en ensaladas, en purés y cremas e incluso en postres. Es mejor comprarla cruda ya que envasada pierde gran partes de sus propiedades. Las antiguas civilizaciones sólo consumían las hojas de la remolacha, la raíz de la planta se utilizaba como medicamento para combatir los dolores de muelas y de cabeza, no fue hasta el XVI cuando volvió a la nuestra dieta.

¿Cómo comprar la remolacha?
La remolacha fresca se suele vender en manojos, se aconseja elegir los manojos que tengas las raíces del mismo tamaño. Es recomendable escoger ejemplares redondos y carnosos de color intenso y sin manchas. Es conveniente que tenga hojas verdes, ya que indica que la raíz es joven, si la remolacha tiene consistencia y es firme al tacto no importa que las hojas estén mustias.

Recetas
El color morado de la remolacha quedará estupendo en tus platos, ¿no sabes como cocinarla? Os dejamos con algunas de las recetas que más nos han llamado la atención:

La remolacha es perfecta en ensalada:

Para lo más golosos: