en Agricultura ecológica, Curiosidades, blogs..., Entrevistas

Os presentamos a Rita y Germán de Cortes de Muar, una quesería gallega que va ya por la segunda generación de queseros. Con un packaging  muy original homenajean a las vacas , las verdaderas protagonistas de sus quesos. Vamos a conocer un poco más su historia:

¿Cómo llegasteis al mundo del queso?
Con la ayuda de sus padres que a mediados de los años 70, – cansados de la vida urbana-, retornaron a su hogar familiar en una aldea del Valle del Deza (Provincia de Pontevedra) y tomaron las riendas de la granja de vacas que había y se establecieron en la Casa de Labranza, donde ahora mismo está la quesería.

Durante años, cuidaban ese rebaño de vacas a la manera más tradicional, alimentándolas con hierba y forrajes frescos producidos en la explotación. La máxima que regía era: intentemos que todo lo que se coman las vacas lo conozcamos y sepamos su procedencia; porque el resultado, será bueno.

En aquellos tiempos, vivir de la producción láctea no era muy rentable, había que buscar otras fuentes de ingresos que complementasen la actividad; de ahí otro principio que siempre teníamos en mente: llevemos el producto lo más cerca de las personas que lo van a consumir. Así, en vez de vender los terneros que nacían en la explotación a una feria y que los cebasen otros; los alimentábamos a nuestra manera tradicional que luego vendíamos a los carniceros de la zona.

En la mayoría de las casas con granjas en Galicia, se fabricaba de manera casera, quesos y otros productos para autoconsumo y puntualmente se vendían los excedentes en las ferias de la zona.

De esta tradición de elaborar queso de forma casera, viene nuestra relación con el queso. A finales de los años 80, decidimos que teníamos que dar un paso más en llevar nuestro producto lo más cerca posible del consumidor; así que decidimos montar una pequeña quesería artesanal, en la que elaborásemos el queso que tradicionalmente hacíamos para autoconsumo.

Desde entonces, hemos dedicado cada vez más tiempo y esfuerzo a los quesos, en detrimento de la granja de vacas, por lo que hace años decidimos traspasar nuestra explotación a vecinos del lugar, para que ellos siguieran con el máximo esmero que necesitan las vacas mientras que nosotros nos especializábamos en el queso. Ahora, esos vecinos que cuidan pequeñas granjas de vacas en pastoreo libre, son los que nos surten de leche para elaborar nuestro queso.

¿De dónde viene vuestro nombre?
Nos ayudaron un poco a elegir el nombre… En gallego, corte  significa cuadra, (lugar donde viven-duermen las vacas u otros animales), si lo interpretas en castellano lo entiendes como el lugar donde vive el Rey. Esta idea de Corte del Rey, ligada con que la leche es lo principal nos dio la idea de que si las vacas duermen en una corte, son unas reinas. Luego se nos ocurrió que cada queso podía tener el nombre típico de las vacas gallegas.

Finalmente está lo de muar , que en gallego significa “mugir”.  Desde siempre, cuando vamos a una granja de vacas nos gusta oír como las vacas “múan”, en función del tipo de mugido sabemos si son vacas estresadas o viven de una manera relajada sin el estrés que imponen las grandes granjas industriales de producción de leche. Resumiendo, las vacas de las que viene la leche que usamos para nuestros quesos, son vacas felices, no estresadas, que salen al pasto diariamente, son unas reinas que se recogen al final del día en su corte y allí múan las bondades del queso, que podrás leer en la parte trasera de la etiqueta del queso 😉

Los comentarios están cerrados.