en Entrevistas

Milán Dopico, un grupo de emprendedores con el objetivo de poner al alcance de cualquiera los mejores productos gallegos, hacer felices a sus clientes y conseguir que se enamoren mordisco a mordisco, de la gastronomía gallega:

Dinos ¿quiénes sois, qué hacéis y dónde elaboráis vuestros productos?
Milán Dopico elabora empanadas gallegas artesanales de primerísima calidad. Somos un grupo de emprendedores apasionados del mundo de Internet, que un buen día conocieron a la mejor cocinera de empanadas del mundo y, juntos, quisimos crear un producto de máxima calidad para dignificar uno de los platos más típicos de la gastronomía gallega. David Bonilla, el líder de este proyecto, es un gran enamorado de Galicia, la tierra de Candela, su mujer. Así que, cuando vio la oportunidad de ofrecer estas delicadas empanadas al mundo, a través de Internet, no lo dudó. Vistió el producto de la mejor manera y a la marca le puso como nombre los apellidos de Candela. Por cuestiones logísticas, las empanadas se elaboran en Madrid, pero por las manos gallegas de Gloria, una cocinera de Viveiro (Lugo), y utilizando ingredientes de la tierra.

¿Hace cuánto tiempo tenéis el obrador? ¿Qué os llevó a hacer lo que hacéis? Milán Dopico tiene una historia muy reciente, pues comenzamos a vender nuestras primeras empanadas a finales de agosto y, por el momento, estamos muy contentos con la respuesta de los clientes. Como decíamos antes, nos lanzamos con este proyecto por nuestro amor a la gastronomía gallega y porque creemos firmemente que hay un hueco para la venta a través de Internet de productos de primera calidad.


¿De dónde proceden vuestras materias primas? ¿Alguna comarca o pueblo? ¿Qué tiene de especial ese lugar o esa materia prima? Nuestras empanadas son un ejemplo de libro de “cocina de mercado”, la de toda la vida. Gloria elige y compra personalmente los ingredientes a diario. Todos son de primera calidad, cien por cien naturales -no utilizamos conservantes ni colorantes- y, por supuesto, gallegos, en su mayoría.

¿Qué te diferencia de otras personas que hacen empanadas? ¿Estás acogido a algún sello de calidad, ecológico o Denominación de Origen, IGP, etc.? Sinceramente, no conocemos ninguna empanada comercial que se parezca a la nuestra, empezando por el amasado a mano de masa gramada. Todo el proceso de elaboración es artesanal y solo trabajamos bajo pedido. Cada empanada se elaborada personalmente para cada cliente. Además, nos enorgullecemos especialmente de nuestra Atención al Cliente. Para nosotros, un solo cliente insatisfecho es demasiado. Aún no tenemos ningún sello de calidad -¡Estamos empezando!- pero queremos conseguir el Galicia Calidade en cuanto podamos.

¿Cuántas personas sois? ¿Cómo os organizáis el trabajo?
Por el momento, trabajamos con un obrador artesanal de tan solo dos personas. Eso limita nuestra producción diaria a tan solo 25 empanadas. Al frente de la atención al cliente y encargándose de todos los temas logísticos, comerciales y administrativos, estamos otras tres personas.

¿Cómo es una jornada de trabajo en el obrador? 
Desde primera hora se preparan los ingredientes básicos que necesitan todas las empanadas, como el sofrito de cebolla y pimiento, y, según van entrando los pedidos, se procesan y se comienzan a elaborar las empanadas. Para servir al día siguiente, solo podemos tramitar pedidos hasta las dos de la tarde, ya que, una vez elaboradas, las dejamos enfriar para, seguidamente, empaquetarlas en un packaging especial que las protege del transporte y se las entregamos al servicio de mensajería.

Así, brevemente, ¿cómo se hace una empanada? ¿cuánto tiempo lleva desde que se empieza a preparar hasta que está horneada?
Los pasos básicos para elaborar una empanada gallega son: cocinar el sofrito de cebolla y pimiento; preparar la masa; completar el relleno, cocinando el ingrediente principal (carne, pescado,…) con otros aderezos; estirar la masa, colocar el relleno y cerrar la empanada; y, por último, hornear. El proceso puede durar alrededor de hora y media o dos horas y, después, hay que dejar reposar la empanada para que enfríe.

¿Qué es lo más duro de tu trabajo? ¿Y lo más satisfactorio?
Lo más duro es cuando ves que, por la mensajería o cualquier otro motivo, ha habido alguna incidencia con algún pedido. Y, lo más satisfactorio y que ya nos ha ocurrido, que un cliente te envíe una foto de sus hijos felices, comiendo una de nuestras empanadas.

Si tuvieras que recomendarnos una de vuestras empandas, ¿cuál sería?, ¿por qué? Todas están buenísimas y depende de los gustos de cada persona, pero, por las que hemos recibido más alabanzas, son por las de Morcilla con Manzana y Bacalao con Manzana y Pasas. Lo de esta última es muy curioso porque le gusta incluso a gente a la que no le hace mucha gracia el bacalao.

¿Qué debería saber acerca de vosotros la gente que compra en Mumumío? Aunque lo verán en nuestras cajas cuando reciban una de nuestras empanadas, nuestro lema es paz, amor y empanadas y nuestro slogan: Empanadas rellenas de optimismo. Y esto no es una mera cuestión de marketing, es algo en lo que creemos firmemente, como hemos dejado constancia en nuestro manifiesto.