en Productos, Productos ecológicos

Sabemos lo complicado que es elegir el mejor jamón ibérico. Aquí os dejamos una pequeña guía del jamón para que no tengáis dudas y os decantéis por el mejor:

jamon

  • El jamón ibérico es alargado y estrecho, muy estilizado
  • La pezuña normalmente es negra
  • Tiene gran cantidad de grasa entrevenada ya que los cerdos ibéricos están en libertad y hacen ejercico, lo que facilita que la grasa se infiltre en la carne
  • La grasa es de color blanco-amarillento y brillante. Si la grasa es muy blanca es señal de que el jamón no está muy curado. Si presionamos  ligeramente y vemos que deja huella, el jamón es de bellota. La grasa de los jamones de cebo y recebo es más dura debido a su alimentación
  • La diferencia principal entre el jamón de bellota y el de recebo, es que el primero está alimentado solo de bellotas y el de recebo se alimenta de bellotas y piensos autorizados.
  • La paleta ibérica es la pata delantera del cerdo ibérico y el jamón la trasera, la calidad es idéntica, solo se diferencian en el tamaño.

Ahora nos queda lo más difícil, ¿qué marca elijo? En cuanto a calidad-precio podemos destacar marcas como:

  • Jabugo de Ley de Huelva con más de 60 años de tradición, cuentan con una dehesa de más de 3 mil hectáreas dedicadas a la cría y alimentación del cerdo ibérico. Jamones, paletas y embutidos ibéricos que también puedes comprar en packs cortados a cuchillo.
  • El Zancao,  Arribes del Duero (Salamanca), criados en montanera y con una curación de 36 meses. Hace unos años sólo se dedicaban a la cría de los cerdos, que se enviaban a Guijuelo donde vendían los jamones ibéricos con su nombre. Desde 2005 El Zancao comercializa eso jamones bajo su propia marca.
  • Jamones de Trévelez, Alpujarra granadina. Especialistas tanto en cerdo ibérico como en cerdo blanco.

Si eres más tradicional siempre puedes recurrir a los más conocidos: Joselito, Carrasco Guijuelo, Cinco Jotas o Jamones Monsalud.