en Curiosidades, blogs..., Productos

La cúrcuma, es uno de los ingredientes principales del curry.  Su nombre viene del árabe kourkoum que significa azafrán, de hecho los árabes lo confundían con esta especia porque también teñía los alimentos de color amarillo.  Su sabor nos recuerda al jengibre: dulzón con un toque picante al final. Al ser la raíz de una planta tropical tiene una forma peculiar:

cúrcuma

Esta especia se caracteriza, sobre todo,  por sus propiedades curativas; si la mezclamos con pimienta negra potenciamos sus beneficios:

  • Propiedades antiinfalamtorias, muy recomendada para personas que sufren artritis ya que ayuda a calmar el dolor.
  • Mejora la circulación sanguínea
  • Propiedad expectorante, muy útil cuando estamos resfriados
  • Alto poder antioxidante
  • Contribuye al buen funcionamiento del hígado
  • Es muy buena para combatir la acidez de estómago
  • Propiedades anticancerígenas

La cúrcuma se vende en raíz seca o en polvo. Para su buena conservación, lo más recomendable es guardarla en un lugar fresco y seco.

Es un ingrediente muy versátil:  se utiliza para dar color, como sustituto del azafrán (aunque es de peor calidad) o para un toque diferente a las comidas.