en Comprar online, De temporada, Newsletter, Novedades, Productos, Productos ecológicos

Siempre hay productos que nos dan más miedo comprar por Internet. Ese es el caso de la carne y el pescado y estos mismos productos ecológicos. Pero cuando el origen, la calidad y el precio son buenos, comprar con 3 clicks y recibirlo cómodamente en casa, es una solución muy óptima. Y más en estas fechas, que no paramos de correr de un lado a otro ultimando todas las compras navideñas.

De llenarte la despensa nos ocupamos nosotros.

 

¿Por qué nos gusta comprar on-line carne de ternera gallega?

– Porque cuando la tenemos en el plato notamos la diferencia, un buen color y sabor excepcional.

– Porque los animales se alimentan de pastos naturales sin aditivos de ningún tipo

– Porque al pastar libremente, las reses hacen más ejercicio y de este modo la grasa se infiltra mejor dando como resultado una carne excepcional.

– Porque cuando recibimos el paquete, lo hacemos con toda la carne precintada y al vacío.

– Porque recibimos certificados de calidad de la pieza adquirida.

 

¿Cómo surgió la cría de esta raza?

Jordi y su familia decidieron dejar la ciudad por el campo para llevar una vida más tranquila y libre del estrés al que nos tiene tan acostumbrada la ciudad. Como ellos mismos dicen, perdieron económicamente pero ganaron en calidad de vida, pudiendo dedicar su tiempo a la cría de la cachena, en vías de extinción.

Su idea inicial residía en la cría de esta especie de una forma tradicional, por ello se alejan del concepto actual de la cría industrial, dónde no miman tanto a la res.

Al encontrase en un entorno natural, las cachenas pueden criar a sus chotos con total comodidad, de modo que las madres no se separan de las crías  como ocurre en el medio natural. Y estas no se destetan hasta los 8 meses de edad. Estas características y las propias del entorno natural, dotan su carne de unos elevados niveles de ácidos grasos saludables, como son el omega 3, omega 6 y CLA.

 

Algunas recomendaciones

Una vez cortada la carne y envasada al vacío  se conserva unas tres semanas a bajas temperaturas en la nevera para que siga madurando y alcance su punto óptimo de consumo. Por eso os recomendamos, que una vez recibida la carne en casa, congeléis lo que no se vaya a consumir en el momento. Cuanto más rápida la congelación, mantendremos durante más tiempo la calidad de la carne.

Antes de cocinar y consumir la carne, es preferible airearla un par de horas antes. De este modo aseguramos un mejor sabor y textura.

 

cach