en Club de la Cerveza

Julio ya está aquí, y con él, el calor. La cerveza es una bebida refrescante perfecta para ayudarnos a combatir estos meses de calor. El Club de la Cerveza Mumumío de julio nos trae una selección de lo más refrescante:

cervesjuliook

La Virgen Veraniega

Desde Las Rozas en Madrid, nos llega esta versión de verano de La Virgen. La Veraniega, como su nombre indica, es una cerveza que sólo está disponible en los meses de buen tiempo. Aprovecha para conocerla ahora, que luego, desaparece hasta el año siguiente. La Veraniega es una Pale Ale. Se elabora con levadura de baja fermentación. Tiene un sabor intenso a lúpulo pero con un perfecto equilibrio maltoso lo que la convierte en una bebida refrescante perfecta para los más cerveceros.  Con un marcado sabor a malta y a lúpulo, sí, pero con el amargor justo y un refrescante aroma cítrico. De color anaranjado, carbonatación media y con una espuma blanca y cremosa. Refrescante e ideal para los meses del calor.

Dougall’s 942

942, el prefijo teléfonico de Cantabria da nombre a la IPA de Dougall’s. Cerveza Ale de alta fermentación elaborada en Liérganes. La 942 es una cerveza en cuya elaboración se usa, generosamente, un lúpulo de la más alta calidad, que es el responsable de ese toque frutal tan característico. Es una cerveza con un moderado contenido en alcohol, fácil de beber, de gusto largo y refrescante. Con un aspecto rubio dorado y poco turbia. Suave y equilibrada, con aromas y sabores cítricos y afrutados, incluso tropicales, y con un agradable amargor que se ve muy bien compensado con las maltas.

Sagra Premium

Cerveza rubia de estilo Blond Ale, de fermentación alta con un marcado gusto y aroma a frutas. En su elaboración se combinan las más ricas variedades de malta de cebada de Castilla La Mancha con lúpulos procedentes de España y de Alemania. La intensidad del lúpulo cascade, combinado con las maltas pilsner, vienna, abbey y hell, da como resultado una perfecta combinación para nuestros sentidos. Consumida a su temperatura ideal, entre 4 y 6 grados, se resaltan los sabores frutales y el amargor floral, y se logra un perfecto equilibrio entre sabor y olor.