en De temporada, Recetas

De la mano del buen tiempo llegan las ensaladas, comidas ligeras y fáciles de preparar perfectas para llevar tanto a la oficina como a un día de campo.

Son muchas las variedades de ensaladas que podemos disfrutar en esta época gracias a los ricos ingredientes que nos ofrece la temporada, verduras como los tomates y el pepino, frutas como el melón y el aguacate, o pescados como el atún y la anchoa.

Vamos a compartir con vosotros tres sencillas recetas con tan buena pinta que os va a costar decidiros por cuál empezar.

FOTO1

Atentos a lo bien que suena esto: ensalada de arroz con arándanos y dátiles . Para añadir a la lista de la compra lo siguiente: arroz de grano largo, arándanos rojos y negros, dátiles, perejil picado, aceitunas negras, sal, aceite y vinagre. Una vez cocido el arroz añadimos los arándanos, los dátiles, las aceituna, el perejil y aliñamos con aceite y vinagre, si queréis darle un toque podéis utilizar un aceite balsámico, por ejemplo de frambuesas, o sustituirlo por un chorrito de zumo. Y listo!

Seguimos con una para los más exóticos: ensalada crujiente marroquí. Apunta, necesitaremos pimiento rojo y verde, guindilla, cebolla roja, apio, perejil, menta fresca, aceite de oliva virgen extra, lima o limón, pimienta negra y sal. Picamos los pimientos, la cebolla y el apio, abrimos la guindilla, retiramos la semillas y picamos también muy fino. Mezclamos todo y añadimos el perejil y la menta bien picada. Ahora solo falta salpimentar y aliñar al gusto con aceite de oliva y zumo de lima o limón recién exprimido. Acuérdate aliñar en el momento de servir, ahí reside el truco que marca la diferencia.

La última escogida, aunque no por ello menos deliciosa, es la ensalada de pasta con anchoas  y aguacate. Los ingredientes son pasta, aguacate, anchoas, cebolla, cebolleta, tomates, limón, cilantro, aceite de oliva y sal. Mientras cocemos la pasta preparamos el resto que veréis que es muy sencillo. Cortamos los tomates en dados y picamos la cebolleta; por otro lado, trituramos el aguacate con la cebolla, añadimos el zumo de limón y una pizca de sal. Cuando la pasta esté lista mezclamos con el tomate, la cebolla y las anchoas, añadimos un poco de la crema de aguacate, un toque de cilantro y listo para degustar.

Y para acompañar todas ellas no puede faltar el rico y esponjoso pan de masa madre y una cervecita bien fría.

Ya sabes, apuesta por esta refrescante comida para tus almuerzos, un éxito asegurado.