en Diario

Ya está aquí agosto y sus altas temperaturas. Con este tiempo apetecen más que nada agua, tés helados y cócteles, y por eso queremos compartir contigo un truquito para que conviertas tus bebidas en la estrella del verano gracias a unos geniales y naturales cubitos de hielo. En unos pocos pasos puedes conseguir unos vistosos cubitos que aromatizarán y darán un toque de sabor y color a tus combinados de manera original y refrescante.

Cubitos Hielo Fruta

Para ponernos manos a la obra solo necesitamos unas rodajas de la fruta que más nos apetezca, hierbas aromáticas, agua o zumo y, por supuesto, una cubitera.

Podemos elaborarlos de multitud de maneras, la más sencilla es añadir en la cubitera el agua, una rodaja de la fruta escogida y un toque menta o romero, por ejemplo, para aromatizar, meter al congelador y esperar. Otra opción es sustituir el agua por zumo de fruta y sazonar con las hierbas aromáticas que mejor nos parezcan.

Pero no son las únicas opciones, también podemos hacer los cubitos con fruta triturada, infusionar el agua con tés y especias, o sustituir las frutas por flores comestibles.

Y lo mejor de esto es que puedes animarte con tantas combinaciones como se te ocurran; desde unos digestivos cubitos de menta y frambuesa para una comida copiosa a unos refrescantes de piña y limón, sin olvidarnos de las combinaciones para los más atrevidos como el exótico toque del jengibre y el pomelo.

¿Con qué combinación te animas tú?