en Club de la Cerveza, Clubs Mumumío

Ya se terminó el verano, se acabaron las vacaciones y toca volver a nuestra rutina y a la realidad. Menos mal que el Club de la Cerveza de Mumumío sigue ahí para alegrarnos los días y nos trae una nueva selección para este último mes del verano y primero del otoño. Las tres cervezas seleccionadas este mes son:

cerveza

Brønhër Lager Ale Brew Blend – Drink Me Alive!

Desde Villajoyosa, la cerveza más gamberra nos presenta una de sus más recientes creaciones. Drink me alive!, cerveza obtenida a partir de dos producciones de una misma receta, una en estilo lager y otra en estilo ale, que se fermentaron por separado pero se maduraron de modo conjunto. Es una rubia suave, bien definida. De cuerpo medio y muy refrescante. Es una cerveza experimental de estilo “cream ale”, elaborada con más maltas (Pilsen, Vienna y Pale Ale) y con lúpulo americano. El lúpulo Cascade está muy presente en su aroma y sabor y se añade, junto con el lúpulo Columbus, con la técnica del dry hopping (incorporar el lúpulo seco a la cerveza mientras está aún en periodo de maduración)

Color: rubio dorado
Grado alcohólico: 5,5 %
Consumir entre 6-8º C

 Gram Prima

Cerveza de estilo Ale, de alta fermentación, elaborada artesanalmente en Ontinyent (Valencia). Madurada durante más de 30 días. En su aspecto, es una cerveza de color rojizo acaramelado con tonalidades caoba, espuma suave y media consistencia. En nariz, resulta intensa con tostados evidentes, apreciamos aromas a toffe, tarta de manzana, frutos secos y flores, en un segundo plano. En boca es golosa sin llegar a empalagar, con volumen y presencia en boca. Untuosa, que no pesada. Volvemos a notar los recuerdos de pastelería y tarta de manzana. Con una burbuja sutil y agradable. Es una cerveza equilibrada que puede acompañar toda una comida, de principio a fin.

Color: rojizo acaramelado
Grado alcohólico: 4,5 %
Consumir entre 6-10º C

Burro de Sancho rubia

Cerveza elaborada artesanalmente con materias primas procedentes de La Mancha, compuesta de 100% malta de cebada. Es una cerveza rubia (de tonos mieles y dorados), del tipo ale y filtrada. Es muy aromática y ligera pero con un toque amargo debido al lúpulo, muy presente en su sabor. De espuma constante y duradera. Fermenta en altas temperaturas lo que le da ese inconfundible sabor y aroma a frutas con un amargor floral que, a su vez, hace que sea muy refrescante. En nariz se percibe mucho ese perfil floral, resultando fresca y agradable al olfato. En boca es más densa y frutal, con más volumen. Es ideal para maridar con carnes ligeras, pescados y mariscos. Se recomienda consumirla entre 4 y 6 º C para resaltar los sabores frutales y el amargor floral y lograr, un perfecto equilibrio entre sabor y olor.

Color: dorado
Grado alcohólico: 5%
Consumir entre 4-6º C