en Diario

Nacho Fábregas, de El Tomatista,  ingeniero de montes y hortelano, es el responsable de esta iniciativa y nos contesta a las preguntas de Mumumío.

1. Dinos ¿quiénes sois, qué hacéis y dónde elaboráis vuestros productos?

Somos una empresa familiar que pusimos en marcha mi mujer Isabel y yo, y a la que se ha incorporado este año mi hermana Isabel. Nos gusta el campo, la naturaleza, comer sano, y cultivar nuestras propias verduras y hortalizas.

Nuestra huerta se sitúa en el término municipal de Huesca, en el entorno de Valdabra. Se riega con aguas del Canal del Cinca y disfruta del aire limpio y fresco de la sierra de Guara.

huerta

2. ¿Hace cuánto tiempo os dedicáis a esto? ¿Qué os llevó a hacer lo que hacéis?

Durante algunos años tuve la oportunidad de trabajar con Daniel Calasanz, hortelano muy popular y respetado por las tierras oscenses. Con él aprendí a  cultivar una huerta y a cuidar la tierra.

Teníamos una pequeña huerta para consumo familiar, que cultivábamos por afición. La huerta fue creciendo en tamaño, y en 2012 decidimos dedicarnos a ello profesionalmente.

Nos dedicamos, fundamentalmente, al cultivo de tomate rosa, una variedad autóctona de Huesca.

tomate rosa de huesca - comprar tomate - el tomatista - mumumio

3. Contadnos un poco sobre esta variedad de tomates, qué les diferencia de otras variedades y qué tienen de especial.

Actualmente, la mayor parte de los tomates que nos encontramos en el mercado son variedades híbridas, cuya mejora se ha centrado en la obtención de variedades más productivas, de piel gruesa y dura, ignorando normalmente la calidad y sabor del producto.

Así, se han conseguido variedades de tomate más uniformes, resistentes a heladas, granizos, salinidad, plagas y enfermedades. Su piel gruesa hace que no sea necesario colocar tutores y atar las plantas. Los frutos son vistosos y duraderos en el tiempo, el tomate pueda permanecer semanas en cámaras una vez recogido, lo que hace muy fácil su distribución y venta. Pero todas estas alteraciones genéticas los hacen insípidos en muchas ocasiones. Son tomates baratos de cultivar, necesitan pocos cuidados, pero a mi estos tomates me saben a corcho.

Esta tendencia parece estar cambiando, y los consumidores demandamos tomates con mejor sabor, entre los que se estan muchas variedades que tradicionalmente se han venido consumiendo y que están en riesgo de desaparición por no acomodarse a las exigencias de producción del mercado.

El tomate rosa es una variedad tradicional de Huesca, de fruto grande, entre 400 gr y 1 kg de peso. Tiene la piel fina, es muy aromático, compacto, con pocas semillas y poca acidez. Al principio del verano presenta formas irregulares que se van volviendo uniformes conforme avanza la temporada.

Su pulpa compacta y suave y su extraordinario aroma lo convierten en un tomate delicioso. Además, por su alto contenido en antioxidantes naturales (vitamina C, carotenoides y polifenoles), resulta un alimento muy beneficioso para la salud. El Tomate Rosa ha sido desde siempre un producto muy apreciado en todo Aragón.

el tomatista - tomate rosa de huesca - mumumio

4. ¿Qué os diferencia de otros productores de productos similares? ¿Estáis acogidos a algún sello de calidad, ecológico o Denominación de Origen, IGP, etc.?

El cultivo se realiza de forma artesanal practicando la agricultura integrada, es decir, mediante sistemas agrícolas que utilizan al máximo los recursos y mecanismos de producción naturales y aseguran a largo plazo una agricultura sostenible. Estamos en proceso de certificarnos.

Por el  momento, no estamos acogidos a ningún sello de calidad, ecológico o denominación de origen.

5. ¿Cuántas personas sois y cómo os organizáis el trabajo?

El tomate rosa es un producto de temporada, el cultivo se desarrolla de marzo a noviembre con diferentes cargas de trabajo. Prácticamente todas las labores se realizan manualmente: la plantación, atado, poda,  y recolección.

Durante el verano, la planta crece con fuerza, y las tareas se intensifican, es cuando necesitamos más ayuda. Sobre todo en las semanas de luna llena, cuando las plantas están más activas y los frutos maduran con rapidez.

6. ¿Qué es lo más duro de vuestro trabajo? ¿Y lo más satisfactorio?

Lo más duro, nuestra dependencia de las condiciones meteorológicas: Las heladas, el granizo, el viento, las tormentas veraniegas,…

Lo más satisfactorio, es que a la gente le gusten nuestros tomates. ¡Estamos encantados con los comentarios que estamos recibiendo en Mumumio!. Son un aliciente para continuar trabajando, y aprendiendo a cultivar mejores tomates.
7. Finalmente, en resumen ¿qué debería saber acerca de vosotros la gente que compra en Mumumío?

Queremos que disfrutéis del sabor excelente de nuestros tomates cultivados con mimo. Cuidamos nuestra huerta con cariño hacia nuestros productos y a la tierra.