en Comprar online, Entrevistas, Productos

Aitor Luis Vega es uno de los productores estrella de Mumumío. Un “loco por el queso” como le gusta decir. Lleva con nosotros en la plataforma mucho tiempo ya. Amante del queso y del buen hacer, charlamos con él para preguntarle detalles de su oficio y sus preferencias queseras.

cueva

¿Quesero de nacimiento Aitor? Es decir, ¿desde siempre te ha gustado el queso?

En mi familia el queso siempre ha estado en el día a día, desde bien pequeño con mi padre por los mercados o con mi madre en casa haciendo mantequillas. Pocas cosas más se hacer que no sean relacionadas con este mundo! Soy un loco por los quesos, y me encanta “descubrir”, conocer quesos nuevos, de todos se aprende, hasta de los que no me gustan, que son más bien muy pocos…

¿Cuándo surge realmente tu pasión por el queso?

En mi trabajo tres personas son las que nunca podré dejar de agradecer todo, porque ellos me han hecho. Mi padre, me marcó el camino, trabajo, esfuerzo, los pies sobre el suelo y nunca dar lo que no me gustaría recibir. Andrés García de “La Despensa de Andrés”, me enseñó a amar al “queso”, a disfrutar en mi trabajo, a buscar en las entrañas del queso porque debemos saber que vendemos, saber que ofrecemos, y eso nos obliga a ser fieles con uno mismo. Rubén Valbuena de Quesería Cantagrullas, él fue quien me enseñó esas “entrañas” y me hizo ver todo lo que hay detrás. Descubrí un mundo que me enamoró, y así sigo, enamorado como el primer día.

gentesi

La pasión por el queso, ¿te lleva a crear la tienda Exclusivas Luis Vega o la tienda ya existía de antes? ¿es algo que te viene de familia?

Nuestra tienda está en una plaza de abastos, era la tienda donde hace muchos años empezó mi bisabuela, tienda que pasó a mi padre y ahora a mí. Ya son unas cuantas generaciones. Mi pasión por el queso hizo que en ella se diera un cambio importante en cuanto a producto a vender en ella, ahora valoramos cada queso, buscamos una buena relación calidad y precio. Los quesos artesanos son nuestro objetivo, aunque por supuesto completamos nuestro mural, de más de doscientos quesos en vitrina, con quesos de todo tipo.

El queso no es un negocio, ¿es una forma de vida para ti?

A mi forma de entender es una forma de vida, puesto que no es un trabajo como otro cualquiera. Nosotros tenemos nuestras horas de trabajo en tienda, pero detrás hay muchas cosas que marcan la diferencia como es el trato directo con los productores, conocer las queserías y convivir con ellas es un plus de doble conocimiento, de producto y de valorar todo lo que conlleva. Amamos nuestro trabajo, y buscamos que eso se transmita al cliente final, aportando lo que vamos descubriendo en el día a día.

¿Tu interés comenzó con quesos asturianos y de ahí pasaste a nacionales y extranjeros?

Por cercanía, lógicamente, nuestra base de productos es asturiana, intentamos que esta sea nuestra carta de presentación y donde realmente nos sentimos orgullosos por la calidad del producto y la relación con cada uno de los productores asturianos. Sentimos con ellos una relación de cariño, respeto y unión de la que nos sentimos orgullosos. A partir de aquí hemos ido creciendo en productos nacionales e internacionales, con muchos de los productores españoles empezamos a tener esa misma relación que con los asturianos, poco a poco, la distancia en ese sentido juega en nuestra contra pero con el tiempo conseguiremos que cada vez se unan más esos lazos. Con los productos internacionales es más complicado, pero sería un paso muy importante y el cual tenemos en mente cumplir no dentro de mucho tiempo.

Aitor chica

Tú región quesera favorita es…

Por supuesto que Asturias, por la variedad de quesos, diversidad de tipos de leche y por la variedad de formatos y texturas, pero sobre todo por sus quesos azules, soy un enamorado de este tipo de quesos.

Confiesa, uno de tus favoritos de siempre es…

Mi queso favorito es un francés, el Comté !!!

¿Y uno nuevo que te haya llamado la atención últimamente?

Luna Nueva de Elvira García, una pequeña quesería de Ávila que hace un queso de cabra con la leche de sus propios animales y completamente artesanal. Un gran descubrimiento que pronto estará en Mumumío.

Y tú, Aitor, ¿comes queso en casa? ¿No te cansas después de estar todo el día trabajando con quesos?

En mi casa convivimos mi mujer y yo, mi hijo Luis y mi madre, y somos cuatro locos por el queso, así que tengo que tener siempre queso porque, aunque no me apetezca a mi, siempre hay alguien que está de antojo. Yo disfruto cada vez más con los quesos, y cuando más me apetece es para cenar, después de haber estado todo el día entre ellos seleccionar ese que me pareció tan fantástico y llevar un trocito para antes de la cena… Ummmm se me hace la boca agua de pensarlo!!!

¿Cuándo comes queso, en que momento lo haces? ¿como postre, como aperitivo, como acompañamiento?

A mí me suele gustar mucho el queso como hacen los franceses, para antes de las comidas!! Seleccionar cuatro o cinco trocitos y disfrutarlos con el apetito aún sin saciar para descubrir todos los detalles… Aunque también me encanta como postre, y un queso fresco con una buena mermelada es mi cierre de comida ideal.

Aitor tabla

Y para terminar, cuéntanos alguna anécdota que te haya marcado en tu trayectoria vendiendo quesos. Imaginamos que una son las bodas… 😀

Este verano en Cándamo en el “Llar de Viri”, hicimos una mesa de quesos en el evento del premio a la Guisandera de Oro. El éxito fue tan grande que desde entonces hemos tenido la suerte de entrar en los mejores fogones de Asturias, y actualmente seleccionamos los quesos, y las mesas para los eventos, en La Salgar, Casa Marcial y Gloria del Chef Nacho Manzano, en Casa Gerardo con Marcos y Pedro Morán y para Catering Balbona. Y por supuesto para Viri del Llar de Viri en Candamo a la cual desde entonces llamo “madrina”. Me siento muy agradecido por esta oportunidad y esta confianza que me han brindado, solo quiero mejorar, y nunca defraudarles.

¿Algo que añadir, Aitor?

Gracias a Mumumio, porque son muchos los años que llevamos juntos y es mucho el esfuerzo que hemos echo mano a mano para poder llevar el mejor queso al cliente final. Un abrazo enorme.

  • Contenido relacionado por Etiqueta