en Recetas

Belén, de Cocinar para dos, nos enseñaba hace unos días cómo hacer de manera muy sencilla el chapati o pan indio, al estilo del gran Ibán Yarza.

Tú puedes comerlo como quieras pero los hindúes tienen alguna que otra restricción como, por ejemplo, que sólo pueden tocar la comida con la mano derecha. Tampoco pueden morder los alimentos antes de llevárselos a la boda sino que tienen que elegir el tamaño del trozo de comida adecuado para no tener que hacerlo. Así que, con el chapati, lo que hacen, utilizado sólo la mano derecha, es partir previamente el chapati. 

INGREDIENTES para 8 chapati

• 50 gr. de harina de centeno
• 150 gr. de harina panificable
• 120-130 gr. de agua
• 1/2 cucharadita de sal
• 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

chapati-pan-indio-mumumio

ELABORACIÓN

  1. Mezcla las dos harinas, la sal y el agua en un bol. Si quieres puedes utilizar otras proporciones de harina para hacer chapati para más personas y también harina de otro tipo (harina integral y panificable, por ejemplo). En función de la proporción de harina luego habría que echar más o menos agua. Lo que hay que conseguir es una masa que no quede muy seca pero que tampoco se pegue demasiado a las manos.
  2. Deja reposar la mezcla unos 10 minutos bien cubierta (Beatriz utiliza gorros de ducha de los hoteles pero si dejas un trapo cubriendo la masa también está bien).
  3. Una vez has dejado reposar la masa, empápate bien las manos con aceite y coge la masa. Haz como si le dieras un masaje para que se impregne bien de aceite.
  4. Vuelve a tapar la masa en el mismo recipiente y déjala reposar 10 minutos más.
  5. Separa la masa en 8 porciones de unos 40 gr. No hace falta que peses cada trocito, con que sean similares, basta.
  6. Elige una superficie diáfana (una mesa, la encimera de la cocina, por ejemplo) y cúbrela con una ligera capa de harina para que al poner la masa no se pegue a ella.
  7. Pon los trozos de masa en la superficie, coge el rodillo y extiende la masa hasta dejarla fina.
  8. No te olvides de hacer agujeros en la masa con un cuchillo. Así evitarás que la masa se parezca más a un pan de pita.
  9. Pon una sartén en el fuego a fuego medio y vas poniendo las tortitas un par de minutos por un lado y luego lo mismo por el otro.
  10. Si no te las vas a comer inmediatamente, tápalas bien con un trapo hasta que te las vayas a comer.

A veces una imagen vale más que mil palabras, aquí tienes el vídeo de Cocinar para dos:

 

Tómatelo con hummus o con lo que más te apetezca ¡Que aproveche!