en Club del Queso Mumumío, Clubs Mumumío, Comprar online

Por fin tenemos con nosotros una nueva entrega de nuestro Club del Queso Mumumío. ¿Quieres saber lo que el frío noviembre nos depara? Aquí los cinco quesazos seleccionados este mes:

queso blog

Tomme de Savoie

En pleno corazón de los Alpes Franceses se encuentra la región de Savoie, mundialmente conocida por sus ricos quesos de alta montaña. Este Tomme se elabora artesanalmente a mano con leche cruda de vaca tarantesse. Los ricos pastos de esta región francesa ofrecen a las vacas el mejor alimento posible y eso se transforma en una leche, de una calidad inigualable. La corteza de este Tomme es natural de color grisáceo, con mohos naturales ya que lo maduran en cabañas sobre estanterías de madera. Su textura es firme y fundente y de color marfil. De sabor, es un queso muy láctico con ricas notas a leche fresca y a nata que se mezclan con tonos de champiñón de los mohos de la corteza.

Tipo de leche: cruda de vaca
Procedencia: Savoie, Francia

Cañarejal Mantecoso

Ramón Santos, de la Quesería de Cañarejal, nos deleita con su última elaboración: un queso artesano elaborado a base de leche cruda de oveja castellana y churra. Es en el pueblo de Pollos (Valladolid) donde Ramón da rienda suelta a su imaginación para crear quesos tan ricos como este mantecoso. Su corteza es enmohecida con el moho Penicilium Candidum, el mismo tipo de moho que los Brie franceses. Su textura resulta muy mantecosa, muy cremosa, incluso, dependiendo la temporada del año. Su sabor es fino y agradable con un ligero aroma a bodega y a champiñón, con matices ricos y profundos, entre los que destaca un fino retrogusto a cereal y trigo.

Tipo de leche: cruda de oveja
Procedencia: Pollos, Valladolid

Raclette Francés

El mundialmente conocido queso de Raclette francés se elabora en la región del Jura a base de leche cruda de vaca. Su nombre da origen a un rico plato francés que se elabora con este queso y cuya receta consiste en fundirlo y acompañarlo con embutidos, patata cocida, salchicha alemana, cecina, jamón, etc… Cada vez más, la gente utiliza la imaginación para acompañar la Raclette. Este versátil queso nos ofrece muchas posibilidades de comerlo pero como recomendamos tomarlo es fundiéndolo un poquito, aplicándole calor para que derrita. Resulta delicioso y para esta temporada de otoño-invierno resulta ideal.

Tipo de leche: cruda de vaca
Procedencia: región del Jura, Francia

Taleggio Italiano

Queso artesano elaborado a base de leche pasteurizada de vaca en la región de Lombardía. Este queso resulta muy atractivo visualmente por su forma poco común: es un queso cuadrado. Su corteza se lava al menos 2 veces por semana con agua y sal, lo que le dota de su característico color anaranjado y de un aroma inconfundible. El Taleggio es un queso de color blanco con una textura fina y mantecosa. Su sabor resulta moderadamente intenso y es un pelín especiado. Su retrogusto es largo en boca y nariz destacando en él, los aromas y notas florales y salinas.

Tipo de leche: pasteurizada de vaca
Procedencia: Lombardía, Italia

Sudao Extremeño

Este queso artesano se elabora a base de leche cruda de cabra retinta. Queso de elaboración tradicional, se sigue elaborando del mismo modo desde sus comienzos. Su corteza es natural, de un color blanco que se mezcla con los tonos grises de sus mohos naturales. La textura es firme y compacta pero sin llegar a ser seca. Es un queso de color marfil, de sabor intenso y fuerte, con mucho carácter y personalidad. Tiene un aroma largo y profundo en el que destacan los olores a establo y a ganado. Su retrogusto es muy largo y pronunciado destacando, por encima de todo, sus notas a pasto y heno. Un gran queso artesano español que ha sabido conservarse muy bien con el paso de los años.

Tipo de leche: cruda de cabra
Procedencia: Extremadura