en Curiosidades, blogs..., Recetas, Salud, Uncategorized, Vida sana

Si eres un flipado del ajo, seguro que te gustará también el alioli. Esta salsa, que podría ser algo así como una “hermana exótica” de la mayonesa, le da un toque especial a una buena variedad de comidas, resultando perfecta con verduras asadas, en la clásica ensaladilla rusa o en un sandwich con aguacate, pollo y tomate. ¿Cómo se hace el alioli? Toma nota si no lo conoces:

La forma más tradicional de hacer el alioli es con mortero y una maja, añadiendo el aceite gota a gota. Es lento pero seguro, se controla muy bien la cantidad.

Vas a necesitar:

1 – 3 dientes de ajo (depende de tu gusto)

2 yemas de huevos

1 taza de aceite de oliva virgen extra

1/8 cucharita de sal

1 cucharita de zumo de limón

ajo

Se añade el ajo y la sal al mortero y se muele lentamente. Añade luego las yemas de huevo. Ahora se agrega la mitad del aceite. Esto debe hacerse muy lentamente para que emulsione bien. Si no, la salsa no espesará. Añade e aceite en un flujo lento y lo puedes batir con un batidor de alambre o con la maja del mortero. Una vez que se incorpora la primera mitad del aceite, luego hay que añadir el agua y el jugo de limón, y se bate o revuelve. A continuación, añades lentamente el resto del aceite y verás como la mezcla va cogiendo su cuerpo.

Otra opción mucho más rápida es hacer el alioli en una batidora; el secreto para que quede estupenda tu salsa, es usar el nivel más lento o bajo, para que los ingredientes no se calienten y la mezcla se haga perfecta.

aciete

Necesitarás los mismos ingredientes. Para hacerlo con tu batidora: añade el ajo y la sal al mortero y muele lentamente, moviendo siempre en la misma dirección. Añande las yemas de los huevos. Combina el ajo, el zumo del limón y la sal en la batidora y deja reposar un minuto o dos. Agrega los huevos y mezcla bien los ingredientes. El aceite de oliva añádelo en un chorrito fino y constante.

Pruébalo con un buen plato de verduras crudas, o cocidas (como prefieras), con pescado, con arroz o con lo que se te ocurra. Con su intensa y cremosa textura y el saborcito del ajo, convertirás una humilde comida en un plato espectacular. ¿Te animas a probarlo?

  1. Hola gracias por la receta y consejos tan buenos ya que no sabia hacerlo y ahora lo boi a intertar bendiciones julia

    • Nos alegra que te haya gustado, Julia. Saludos!!

Los comentarios están cerrados.