en Curiosidades, blogs..., Salud

Todo el mundo ha experimentado las lágrimas que se producen al cortar una cebolla. Los ojos se humedecen sin explicación y sientes un escozor insoportable. No puedes ver nada y por lo tanto no eres capaz de cortar con precisión. ¡Qué desastre!

La cebolla es el héroe desconocido de la cocina. Es el elemento fundamental de una gran cantidad de platos; puede dar un toque de frescura y sabor, incluso dulce en el caso de que la caramelicemos. La cortamos y cocinamos casi cada día y por eso queremos darte unos trucos para cortar esta hortaliza sin llorar.

¿Por qué tendría una planta como la cebolla irritantes químicos? los animales pueden escapar solos de los peligros, pero las plantas no pueden y tienen que desarrollar protecciones como esta. Así que las cebollas han evolucionado y han desarrollado estos irritantes químicos para evitar dichos peligros.

onion goggles

Aquí una información más científica: La irritación de nuestro ojos se debe al sulfóxido de tiopropanal, un gas que actúa como agente lacrimógeno que se libera al ir desprendiéndose las capas de la cebolla. Además, estos ácidos sulfénicos, alcanzan no sólo los ojos sino también la nariz yes lo que provoca la tan molesta irritación.

Hay varios consejos de la abuela que pueden ayudarnos a evitar este escozor. Quizás lo más famoso es introducir una cuchara de metal en la boca, pero, ¿sabes que una rebanada de pan en la boca puede ayudar también?

Otro truco es tener un ventilador al lado de la tabla de cortar, ¿Un poco extremo? Puede ser. Quizás resulte un poco incómodo para cocinar, sobre todo si estamos en invierno y el frío aprieta.

También está el famoso consejo de ponerse unas gafas de bucear, aunque ten cuidado de que nadie te vea, podrías ser objeto de las carcajadas de tus amigos.

Creemos que el mejor truco es usar un cuchillo afilado. Esto es porque los químicos irritantes se liberan cuando las células están rotas o aplastadas; usando un cuchillo bien afilado evitaremos este problema.

¡Uses el truco que uses, utiliza siempre un cuchillo bien afilado!

 

foto gracias a chow.com

  1. Consecuencia de no usar un cuchillo bien afilado, y al no cortar bien las células, las aplastas en el intento de cortarlas,

    En ese momento se produce ese jugo que origina los vapores que nos irritan los ojos, ocasionando que lloremos.

    Por lo tanto una lección bien aprendida seria:

    La cebolla te hace llorar, porque tú la haces llorar.

    Salu2 Cordiales

    • Sí, la verdad es que es una buena conclusión, jeje. Un saludo!

Los comentarios están cerrados.